Andrín, la playa de El orfanato

Playa de Andrín
Andrín, playa de El orfanato

Si habéis visto la película de El orfanato, seguramente os acordaréis del hermoso paisaje en el que se ubica la trama: una playa con cuevas en uno de sus laterales, acantilados, montaña y una terrorífica casa que antaño servía como hospicio.

En nuestro viaje por el oriente de Asturias, donde fue grabada la película, no hemos querido perdernos la ocasión de visitar estos escenarios naturales. Una vez llegamos a Llanes, nos dimos una vuelta por sus alrededores en busca de la playa de El orfanato y de la famosa cueva.

La película se rodó en la playa de Andrín, aunque hay que tener cuidado con no confundirla con su hermana gemela La Ballota, que se encuentra justo al lado y, aparentemente, son idénticas. La única diferencia entre ellas es que la de La Ballota cuenta con un precioso peñón a escasas millas de la costa.

Ambas están aisladas la una de la otra por un lateral rocoso repleto de cuevas de distintos tamaños. Aunque es fácil acceder a ellas, algunas son tan profundas que es inevitable no acordarse de Tomás y sentir un poco de miedo. A sus interiores apenas llega la luz. El faro que aparece a lo lejos, sin embargo, no existe, es parte del montaje de la película.

Andrín, playa de EL Orfanato
playa de La Ballota

A pesar de estar una de las zonas más turísticas de Asturias, la playa de El orfanato no está masificada y es ideal para pasar allí el día o darse un baño. Aunque el agua del Cantábrico está congelada (a excepción de este verano), está muy limpia y apenas tiene olas (en comparación con las que suele haber en el litoral asturiano, claro).

La casona de El orfanato

Si quieres seguir la ruta de El orfanato entonces deberás dirigirte a Llanes, un pequeño pueblo costero que durante el mes de agosto se llena de vida y de turistas.

Justo a su entrada encontraréis una casona que os resultará familiar: el Palacio Partarríu. Es la primera de todas, justo haciendo esquina y de piedra gris.

En su fachada principal encontramos algunas diferencias con la de la película, como las escaleras de la entrada o la puerta. Para evitar que se vieran las edificaciones que la rodean, la cámara la tomó desde otro ángulo, justo desde uno de sus laterales. Lo que pretendían es que el palacio pareciera que estaba aislado y que nos creyésemos que estaba en lo alto del acantilado. Quizá, por ello, nos costó identificarla.

El centro de Llanes también aparece en la película de Juan Antonio Bayona. Y también en otras obras cinematográficas como El Abuelo o You´re de One, de Garci.

Para reconocer las ubicaciones de las escenas sólo tendremos que seguir la ruta de Llanes de cine o darnos una vuelta por el centro. Los lugares están señalados con una placa en donde se especifica en qué película salen. Por ejemplo, en El orfanato se utilizó la plaza Parres Sobrino, justo en el centro.

Aquí es donde tiene lugar el atropello de la vieja y, aunque en la película aparece cruzando un paso de cebra, hoy nos encontramos con que esta calle ahora es peatonal. De hecho, porque el cartel nos indica que fue ahí donde se rodó, sino apenas la reconoceríamos.

Periodista digital especializada en viajes

3 Comments

  1. Está claro que en ocasiones las películas nos muestran la realidad que ellos quieren que imaginemos. Aunque la casa seguramente no se encuentre en ese lugar tan aislado como en el orfanato, la playa tiene una pinta espectacular 😀

  2. Cierto, nos engañan como quieren 😀 Aunque tanto la playa como los alrededores son una pasada, no me extraña que hayan elegido Llanes, ¡es espectacular! 😉

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: