Berlín en bici

Puerta de Brandenburgo
Puerta de Brandenburgo. Berlín en bici

Una de las mejores formas para moverse por Berlín, sobre todo ahora que llega el buen tiempo, es en bicicleta.

La capital alemana cuenta con 890 kilómetros de carril bici, por lo que es la forma más rápida, económica y divertida para conocer la ciudad. Existen diferentes opciones: alquilar la bici y comprar un plano y recorrerla por vuestra cuenta; o coger un tour en bicicleta con guía incluido.

Nosotros optamos por esta segunda opción y por la compañía Vive Berlin Tours, cuyo punto de encuentro está situado en Potsdamer Platz, frente al Café Balzac.

La mayoría de sus rutas guiadas son a pie, aunque como el día que nosotras fuimos no había mucha gente nos ofrecieron hacer Berlín en bici. Nuestro guía fue Dennis Behnke, que era alemán pero nos comunicamos con él en inglés.

Lo bueno de tenerlo a él es que, al ser de allí, nos explicó un montón de historias sobre la ciudad, creencias que aún hay sobre los habitantes y cómo era la vida en Berlín. De hecho, actualmente en su Web se puede ver que tienen Tours a la carta, que viene a ser más o menos el que nosotras realizamos.

Berlín en bici

El tour en bicicleta no sale mucho más caro que otros tours similares de otras compañías. El precio por el alquiler de la bicicleta está, en casi todos, por los 10 euros. Alquilar el guía dependerá de cuántos seáis. Nosotras sólo éramos 2.

Otras compañías que realizan tours en bicicleta son: Berlin on bike, Berlin starting point o los que ofrece Partnet Viator, aunque su precio es algo más elevado (25 euros). También puedes mirar la página de Visit Berlin.

Normalmente los recorridos son bastante similares, a no ser que elijas tu aquel que más te interese. La duración es de unas 4 horas y, a la mitad del recorrido, suele haber una parada para comer.

La ruta de Berlín en bici

En nuestro caso, Dennis nos llevó a un bar que hay justo detrás del Monumento al Holocausto, desde donde había unas increíbles vistas del memorial.

También pasamos por una de las antiguas torres que servían para vigilar el muro, de hecho creo que sólo quedan en pie un par de ellas; Checkpoint Charlie; un tramo de muro antiguo y sin pintar; el lugar donde supuestamente estaba el búnker de Hitlet; la Puerta de Brandemburgo; el Reichstag; Tiergarten; La Columna de la Victoria; el Monumento al Holocausto; el Sonny Center; etc.

Checkpoint Charlie

A partir de mayo en Berlín ya es prácticamente verano y, al contrario de lo que nos podemos imaginar, hace mucho calor y se puede disfrutar del solecito, por lo que no encontramos una forma mejor que disfrutar de la ciudad subidos a una bici.

Después de recorrer Berlín en bici, siempre puedes ir a relajarte a una de las muchas playas de Berlín.

Periodista digital especializada en viajes

2 Comments

  1. Trevliga bilder 🙂 vad kul med panelen! Du fÃ¥r dela med dig här oxÃ¥ av Ã¥tsriekna för oss andra som inte har tidningen. Ha en trevlig kväll 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: