Carhenge, el Stonehenge hecho de coches, en venta

Carhenge

Carhenge

Que Stonehenge es uno de esos lugares más admirados del mundo no es ninguna sorpresa, sino sólo hace falta acercarse hasta allí y ver la cantidad de turistas (demasiados) que rodean sus menhires sin a penas dejar a uno fotografíar el alineamiento completo. Este problema no lo tienen en Nebraska, donde un estudiante apasionado de la historia de Stonehenge, Jim Reinders, creó en 1987 este monumento homenaje con materiales bastante inusuales: coches. Empezó con unos 38 automóviles vintage de los años 50 y 60 (entre ellos hasta hay un Cadillac del 62), aunque con el tiempo otros artistas han ido aportando más coches a la estructura.

Para darle unidad a la obra, y que aquello no pareciera un desguace, todos los coches fueron cubiertos de pintura gris simulando las piedras inglesas. Carhenge está situado en la granja familiar de Reinders, donde en 2006 también abrieron un centro para los visitantes. Actualmente, el número de curioso turistas que se acercan hasta allí alcanza los 80.000 al año, por lo que la asociación que hasta ahora se encargaba de su mantenimiento, Friends of Carhenge, se ve incapaz de afrontar tal número de visitas y han puesto la parcela con el monumento en venta. Por ella piden unos 300.000 dólares y confían que, aquel que se haga cargo de ello, pueda mejorar los servicios a los turistas.

Imagen: The traveling optimist

Periodista digital especializada en viajes

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: