Básquet en el Bronx, NY

Yankee Stadium, Bronx

Yankee Stadium, Bronx

Temido por su alto índice de peligrosidad, para algunos turistas el distrito del Bronx se torna irresistible. Sus etiquetas de delincuencia, drogadicción y decadencia se las ha ganado a pulso a lo largo de los años, haciéndose eco continuamente en los principales medios de comunicación estadounidenses y siendo uno de los temas más recurrentes en las películas inspiradas en esta parte de Nueva York. Con ese historial, no nos extraña que a muchos nos pueda dar algo de miedo callejear libremente por sus calles. Quizá sea este motivo, junto con su alto interés, el que ha hecho que existan diferentes rutas organizadas por el barrio bajo el nombre de Contrastes (o clavazo, 70 dólares la broma).

Yankee Stadium, Bronx

En nuestro viaje ignoramos la existencia de este tipo de rutas (y de haberla conocido creo que también hubiéramos pasado de ella) por lo que muertos por la curiosidad, nos pillamos el metro dirección al norte y nos bajamos en el Yankee Stadium un sábado por la mañana para inspeccionar sus inmediaciones y ver qué se cocía por allí. Obviamente, esta parte del Bronx es una de las más “turísticas”, por lo que es bastante segura si la visitas de día. Nuestra sorpresa fueron sus locales.

Yankee Stadium, Bronx

Justo enfrente del estadio hay un enorme parque deportivo con pistas para correr, máquinas de gimnasio, un campo para jugar al baseball y varias canchas de básquet. Dado que mi compañía era masculina y bastante deportista, no quedó otra que acercarnos a ver cómo los locales echaban unas canastas o bateaban. La pinta de turistas con cámara al cuello era más que evidente, aunque pronto las guardamos para disfrutar de unas duchas al aire libre donde se refrescaban los deportistas. Allí fue precisamente donde conocimos a varios chicos, nativos del Bronx pero de origen puertorriqueño que, tras preguntarles por el recinto, nos invitaron a hacer el recorrido con ellos.

Yankee Stadium, Bronx

Una historia por aquí, otra por allá (recuerdo que se emocionaron mucho al saber que éramos españoles, no habían viajado mucho) y media hora más tarde nos estaban prestando una pelota de baloncesto. Nuestras pintas también llamaron la atención de otros jóvenes, que se nos acercaron para preguntarnos si queríamos jugar con ellos. Así fue como acabamos metidos en un partido de básquet en el Bronx, y perdiéndolo.

Nos quedamos con las ganas de conocer el interior del nuevo Yankee Stadium (al lado del viejo), aunque para poder entrar hace falta reservar en las visitas organizadas, en horas concretas, por lo que tuvimos que descartarlo por falta de tiempo. No obstante, después de que nos dejasen entrar al baño del Hard Rock, decorado con los colores de este equipo y que se encuentra justo a su lado, nos fuimos a dar un paseo por el Bronx próximo al estadio. Aquí nos encontramos con calles llenas de comercios con artículos de baseball, alimentación, ropa muy barata y algún que otro restaurante. Es una zona bastante amplia, por lo que es fácil moverse por ella sin necesidad de perderse en ninguna callejuela. El ambiente era el de un sábado por la mañana: mujeres haciendo la compra y jóvenes que salían a correr. Ningún peligro a la vista, aunque entendemos que ésta es una de las zonas menos conflictivas del Bronx.

Bronx, Nueva York

Lo que sí nos llamó bastante la atención propio de todo el distrito, aunque aquí se ve de forma minoritaria, fueron los tenis (playeros, bambas, zapatillas deportivas y demás nombres, para entendernos) colgando del cableado de la calle. Aquí existen varias teorías: es para homenajear a algún compañero asesinado o para indicar que es un punto de venta de droga. No llegamos a confirmar su significado real. También los puentes que van por encima de la carretera, ya que son los mismos que hemos visto tantas veces en las películas.

Bronx, Nueva York

Otro de los atractivos del Bronx son los graffitis. Se ve que en la ruta de Contrastes los que te muestran son: el más famoso de todos, el del rapero Big Pun situado en 163 Ave con Westchester Ave (el primero en ganar un disco de platino y que murió en el 2000 por problemas de obesidad); el de un niño asesinado en medio de un tiroteo entre bandas; y el de Amadou Diallo, un inmigrante abatido por la policía que lo confundieron con un fugitivo (éste se ve que está un poco apartado). Todos están repartidos por el Bronx y, aunque algunos prefieren hacer la ruta organizada por seguridad, es fácil hacerlo por nuestra cuenta si se sabe dónde está cada uno de ellos, no se mete en callejuelas y, sobre todo, lo hace durante el día (la mayoría están muy cerca de las diferentes paradas del metro). Pues a pesar de su fama de chungo, el Bronx es visitado diariamente por un montón de turistas y, si sólo recorres las zonas más famosas, es fácil que no te pase nada. Yo creo que la gente de allí es encantadora, claro que prácticamente no he conocido nada.

Bronx, Nueva York

En nuestro caso no nos dio tiempo a seguir la ruta de los graffitis, ya que de la zona de los Yankees nos fuimos a Harlem, a ver más partidos de básquet locales entre diferentes razas y a visitar un colegio de la zona. En el colegio, el conserje (quien llevaba una pistola colgando del cinturón y que, sorprendentemente, es obligatoria) nos presentó a la directora, quien nos dio una vuelta por el centro, nos dejó ver las clases y nos explicó cómo era allí la educación (es una visita rara, sí, lo sabemos).

Harlem, NY

Harlem, NY

Harlem es otra de las visitas recomendadas de la que se va o se vuelve del Bronx, ya que el ambiente es totalmente local, existen diferentes razas y etnias conviviendo entre sí y los sábados por la mañana está muy animado con jóvenes jugando al baloncesto o baseball. Nueva York en estado puro.

Nota: Para aquellos que queréis hacer la ruta de Contrastes por vuestra cuenta, os dejo este foro donde explican cómo hacerlo y las paradas más próximas: www.forodenuevayork.com/viewtopic.php?t=22617 Así como el post de Robinjú de Una mañana en el Bronx

Periodista digital especializada en viajes

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: