Ximending, el barrio otaku de Taipéi

Ximending, Taipéi

El barrio de las cajas sorpresa. “Lois, un barco es un barco, pero una caja puede ser cualquier cosa. ¡Hasta puede ser un barco!”Peter Griffin.

Ximen, Taipei

Salir de la parada de metro de Ximen, en el centro de Taipéi, es como ascender a otro mundo. Ni mejor ni peor, otro diferente. De hecho, sin haber estado yo en Japón me recordó a Sibuya (¿Ver todos los Stories de los que habéis estado allí este año no cuenta, ¿no? Mira que fueron muchos). “Pero, ¿esta línea llega a Tokio?”. Pues casi.

Esta república china, más conocida como Taiwán, estuvo ocupada por los japoneses en el siglo XIX y XX. De aquella época aún se conservan muchas cosas. Por ejemplo, el Redhouse Theatre, en Ximending. Un antiguo mercado diseñado por un arquitecto nipón que los taiwaneses remodelaron posteriormente para, además de mantener su uso comercial, convertirlo en un centro artístico.

Actualmente continúa ocupando el centro del barrio, convertido también por los japoneses en uno de los referentes de ocio de la ciudad durante la ocupación. De ahí a que todos los edificios luzcan grandes carteles luminosos, haya Hello Kitty hasta en la sopa y la obsesión por las máquinas expendedoras de cualquier cosa. CUALQUIER COSA.

ximen3

– ¿Qué te puede tocar? – pregunté a uno de los chicos que estaba junto a una de las máquinas.

– Muchas cosas: tablets, móviles, videojuegos, etc. – me respondió.

– Ah, qué guay. ¿Y qué te ha tocado? – ILUSA.

– De momento llevo tres llaveros – respondió aún con esperanza.

Venga, ¡hasta luego!

He de decir que pensé en meter alguna moneda sólo por integrarme en el ambiente (costaba unos 2 euros), pero Taiwán fue mi último destino después de 7 meses viajando por el Sudeste Asiático. Estaba arruinada. Apreté las monedas fuerte con la mano y pensé que igual estaría bien comer ese día. Menos mal.

Ximending es lo que más mola de Taipéi

ximen

Durante el día Ximending es el lugar perfecto para salir de compras, sobre todo si te gustan las cosas muy “cuquis”.

– Dios mío, ¡una sudadera con orejitas!

– No, espera, un ¡tutú!

– Ais, me acabo de enamorar muy fuerte. ¡Esta mochila tiene patitas!

(Y así con todo)

Aunque al caer la noche aún es mejor. Los restaurantes que durante el día se mantienen en un segundo plano –o al menos no deslumbran tanto&#8211 empiezan a estar hasta arriba de gente. Ramen, sushi, cold noodles con salsa de cacahuete, hot pots, hamburguesas, etc.

Las intersecciones de las calles peatonales se llenan de artistas callejeros, por los altavoces suena la música y, aunque igual sólo son las 8-9 de la tarde, aquello en su totalidad ya es un espectáculo. Estaba enganchada a aquel barrio.

Lo más impactante son la cantidad de salas de máquinas expendedoras que hay en cada calle. Máquinas para atrapar peluches, cosméticos, electrónica, juguetes y, WAIT FOR IT… ¡Fruta! TIENEN MÁQUINAS EXPENDEDORAS PARA CAZAR LIMONES.

ximen_limones

¿A ninguno se le ha ocurrido que sale más económico ir a por ellas a una frutería? – Dirás tú, asombrado.

    – Eso no tiene emoción – me dijo Louis, el chico taiwanés que me encontré en el aeropuerto despidiendo a sus amigos y se ofreció a llevarme en su coche al centro. Sí, esos 7 meses yo me iba con cualquiera. Mamá, no leas esto.

Ximen

Con Louis me fui también a otro lugar muy friki que, aunque ya no está en Ximending, merece ser mencionado. Además si viajas a Taiwán seguramente también acabes allí, porque está en el mítico mercado nocturno de Shilin.

La feria del mercado nocturno de Shilin

Taipéi tiene un montón de mercados que están llenos de vida. No, de verdad, da igual el día de la semana que sea, siempre hay MUCHA gente, MUCHAS tiendas, MUCHA comida y ¡MUCHOS puestos de tiro con dardos!

Shilin Night Market es uno de los más grandes de la ciudad. Tiene una parte gastronómica deliciosa donde puedes probar algunas comidas de los que ellos se sienten especialmente orgullosos como baos de cerdo, dumplings y helados muy extraños pero que estaban muy buenos: hielo raspado de mango, que es el más típico de Taiwán, y esa sopa de gelatina con alubias negras dulces cuyo nombre no recuerdo. (Véase en la foto inferior).

También hay una parte inmensa de ropa. Atensión: no hay ropa falsa made in Taiwán. LoveHub.ch Bueno, sí la hay, pero tú no la verás. En realidad es ilegal y, por lo que me explicaron, hay mucho secretismo. Para poder acceder a esa ropa y a sus fábricas hace falta conocer algún amigo de algún amigo de algún amigo (bucle) que esté metido en ello. Pregunté insistentemente a varias personas y la versión era siempre la misma.

Una de las partes del mercado de Shilin más insólita (en realidad esta parte la tienen todos los mercadillos del país) es la que está dedicada a pescar patitos, explotar globos con escopeta o con dardos, jugar a las cartas, etc. Y todo para conseguir un peluche de Doraemon o la Hello Kitty.

¿Es que nadie se da cuenta que con dos partidas ya podríais comprar una tienda entera de peluches?

    – Pero eso no es divertido, Laura

Ok.

Cómo llegar a Shilin Night Market

IMPORTANTE: Shilin Night Market no está en la estación de Shilin (que la hay), sino que hay que coger la línea Danshui hasta la estación JianTan.

Periodista digital especializada en viajes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: