Así es el Songkran en Chiang Mai

¿El qué? Pasa, entra, que esto te va a gustar

songkran(2)
Imagen de Takeaway

¡Bienvenidos al año 2561! Cómo ha pasado el tiempo

Si creías que tu Nochevieja era larga, sólo por llegar hasta los churros y no resucitar hasta el día 2; entonces no vayas a Tailandia. Este próximo fin de semana, durante tres intensos días, el país celebra el popular Songkran. ¿El qué? ¡Qué poco mundo! Pues el Año Nuevo según el calendario budista.

Nota: En realidad esta fiesta se celebra en Tailandia, Laos y Camboya, aunque la que más fama tiene es la de Tailandia. Razón por la que un día antes corrí a renovar el visado. Sí, yo estaba en Tailandia a punto de irme y tampoco sabía qué era el Songkran.

  • ¿El Songkran?
  • Sí, una fiesta
  • ¿Una fiesta? ¿Y me la voy a perder? ¿Cuánto dices que cuesta renovar el visado? ¿50 pavos? ¡Jooooder!

Y los pagué, claro.

Pero a ver, ¿qué tipo de fiesta?

Pues lo primero que tienes que saber es que necesitas una pistola de agua. Eso o un caldero. En el Sudeste Asiático el Año Nuevo se recibe a calderazos. Los días previos verás que el Seven Eleven -el supermercado que te acompañará todo el viaje y que en cuanto cruces la frontera echarás mucho de menos- y los puestos que irán apareciendo por sorpresa en la calle están a reventar de pistolas.

Son así

Songkran_chiangmai_2017

Y son un poco caras pero, ¡qué cuquis!
Ah, y es posible que sólo te duren un día pero, ¡es que mira, tiene la cara de la Hello Kitty!

Inciso: Había gente viajando con su pistola a la espalda cuatro o cinco meses después. Esa gente no era yo. La mía se rompió. Fue muy triste.

Es importante que el día previo a la fiesta tengas la tuya ya en la mano. La fiesta no habrá comenzado, pero los más ansias -es decir, todos los guiris como tú y yo- sí. Por suerte, los tailandeses ya habrán sacando los bidones enormes cargados de agua a la calle, así que eres susceptible de ser atacado en cualquier momento y ¡esto es la guerra, señores! ¡Necesitas defenderte!

Pero espera, antes de que te mojes y acabes llorando muy fuerte. Importante será también que con la pistola te compres una funda de plástico para el móvil. La encontrarás en todos los puestos y, como no, en el Seven Eleven (no, de verdad, ¿hay algo que no tengan en este súper?)

Songkran_chiangmai_17

Una vez te hayas hecho con esas dos cosas: pistola y funda de plástico para el móvil y el dinero, ya estás preparado para luchar.

¡Comienza el Songkran!

Desde primera hora de la mañana, es decir en cuanto salgas de tu hostel para desayunar, estarás empapado. Todos los coches y peatones que pasen por delante de ti irán cargados con agua. Ponte un bañador y quizá ropa que no aprecies demasiado; aunque si estás viajando es posible que nada tenga mucho valor (y a la vez sea lo único que tengas).

A partir de ese momento, y hasta que no se terminen las fiestas, no volverás a estar seco (no quiero asustar a nadie pero, en realidad, aunque oficialmente son tres días, lo cierto es que una semana después aún había niños con calderos).


(Sí, lo he grabado en vertical, matadme)

Las calles se llenan de música, de gente y los súper están a reventar de guiris acabando con las existencias de cerveza. ¿Acaso esto no era una fiesta?

Al principio todo mola mucho, porque hay como cuarenta mil grados a la sombra y Chiang Mai no tiene playa. Porque claro, te hablo de Chiang Mai. ¡Lo pone el titular! Es verdad, debería de explicarlo. El Songkran se celebra en todo Tailandia (bueno, y en Laos y en Camboya), pero el que más fama tiene es el de Chiang Mai, por eso estaba yo ahí.

Vale, eso es mentira. Yo estaba allí de casualidad porque un día después iba a cruzar la frontera hacia Laos. En realidad ya llevaba allí 8 días. Que, ¿por qué? Bueno, la ciudad mola mucho, muchísimo. Justo el día antes de irme hice un grupo de amigos y bueno, que si hay fiesta, que si quédate (esto último lo dijo mi yo interior) y ahí estaba yo, en una batalla de agua con un montón de gente con la que luego volvería a coincidir en la frontera, más tarde en Laos e incluso en Vietnam (todo el rato éramos los mismos moviéndonos de un país a otro. De una fiesta a otra).

Songkran_chiang_mai
Esta foto es mía. Por eso es así, cutrecilla.

Todo ese rollo viene porque tienes que tener en cuenta que por ser Songkran el precio de las habitaciones cuestan el doble (mi hostel era el más barato de todos. Durante 8 días estuve sola con todo tailandeses, para el Songkran llegaron los guiris de todo el mundo. Claro, aún con la subida de precio seguía siendo el más barato. Por si eres pobre como yo, apunta: Safe and Sound Hostel. Antes estuve en el Bunk, que parecía más chulo, pero tenía chinches).

El caso es que SIEMPRE vas a estar mojado. Al principio parece muy guay pero, ¡es que luego tienes frio! Sí, incluso aunque haya 30 grados. Primero, porque los tailandeses son muy majos y en los barriles de agua meten cubos de hielo. Segundo, porque llevas diecisiete mil horas empapado. Tercero, porque de noche aún hay MÁS fiesta (mucha mucha fiesta. Comienza en Zoe in Yellow y luego ¿Spicy? XD), pero incluso cuando estás dándolo todo te tiran agua. Sí, no te quites el bañador ni durante la noche y llévate la pistola contigo por si acaso. ¡Ah! Y tapa bien la birra o la copa, como diría tu madre, no vaya a ser que te acaben metiendo agua en la bebida y mueras.

songkran(1)
Imagen de © CEphoto, Uwe Aranas

El Songkran tradicional tiene otros motivos

Antes de que la fiesta fuera tan turística las fechas del Songkran dependían del calendario lunar. Hoy parece que se mantiene la misma fecha porque, al ser un evento de tal envergadura, me imagino que es más fácil de organizar. Durante el día, además de música, conciertos y demás, también hay procesiones. En ellas los tailandeses visten sus trajes tradicionales y cargan sobre sus hombros una escultura de Buda.

Muchos de los participantes llevan cuencos como de valor con agua y, además de mojar a Buda, puedes acercarte a ellos para que te purifiquen. Aquí es donde está la razón por la que el Songkran es la fiesta del agua: para purificarse, y también porque con él comienza la época de lluvias y eso es bueno para las cosechas.

No tienes dónde esconderte

En Chiang Mai nadie, NADIE, se puede librar del agua. Ni incluso cuando crees que ya no puedes tener más frío (que sí, que lo hace, en ocasiones). La gente sube a los Red Bus (autobuses de “línea”) a mojar a los pasajeros, todos ríen. También disparan a los coches, a los que van en bici, tuk tuks, andando, etc.

¿Qué pasa si te quieres ir de la ciudad y decides meterte en todo el tinglao con tooodas tus cosas?

No, a ver. ¿En serio? ¿Por qué alguien querría hacer algo así? Eso sería impensable (incluso teniendo frío).

¡Feliz año 2561!

Periodista digital especializada en viajes

1 Comment

  1. Que maravilloso, se ve que la pasaron muy bien… Me parece genial que compartan sus vivencias con nosotros. En algunos de mis Viajes a Tailandia pude disfrutar de estas celebraciones y de verdad que son únicas, claro, creo que no las disfrute tanto como ustedes jajaja. Espero volver y disfrutar al máximo nivel así como lo hicieron ustedes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: