Opiniones de hoteles ¿dónde fiarse?

hotel
Moevenpick Resort & Marine Spa, Sousse

A los viajeros nos gustan las recomendaciones, bien sea de un conocido, una guía de viajes o de opiniones de otros usuarios que probaron un determinado servicio antes que nosotros. La gran mayoría, y me atrevería a decir todos, vamos a lo cómodo, a acertar (o al menos intentarlo). Es por eso quizá que, para algunos, la tarea de buscar un hotel o restaurante sea un auténtico coñazo: páginas y más páginas llenas de opiniones donde el primero habla de las maravillas de un lugar que, sólo unas líneas más abajo, otro destaca como la peor experiencia de su vida.

¿A quién creer? Pues depende. Aunque muchos consideran que hay que huir de las opiniones radicales, ¿qué pasa con los que somos un poco exagerados? Escribir un comentario enfadado, alegre o con una copa de más influye, por no hablar de otros factores como que no todos hemos pagado la misma cantidad por el mismo servicio ni tenemos los mismos gustos. Los hay que con una habitación limpia y básica de 15 euros estamos súper felices; y luego están aquellos que si por ese mismo precio no hay gorro de ducha en el baño se escandalizan (a esos aquí abajo les doy un motivo para que lo hagan).

Hotel en Malapascua, Filipinas
Lujoso hotel en Malapascua, Filipinas

Bien es cierto que el negocio de las opiniones ha hecho bastante daño a páginas como Tripadvisor, quienes han sido atacados por medios y hosteleros por sus opiniones fraudulentas. Para que os hagáis una idea, según un estudio se destapó que había dos usuarios que habían estado opinando más veces de lo que llevaba un determinado hotel abierto: 23.400 veces uno de ellos y 32.000 veces el otro (que viene a ser como media vida comentando, ya les podían pagar bien). Muchas veces incluso son los mismos dueños o conocidos los que rellenan sus fichas de maravillas con ánimo de convencer al cliente. Una recomendación: sospecha de aquellos que tienen pocas críticas. Por muy bueno que sea un lugar siempre hay alguien disconforme.

A pesar del escándalo, Tripadvisor sigue siendo una de las herramientas más consultadas por los usuarios, quienes antes de hacer una reserva miran entre 12 y 15 comentarios.  El principal problema que encontramos en esta plataforma es que no hace falta demostrar que uno ha estado alojado antes en el hotel para opinar sobre él. Es más, algunas empresas de viajes se han sumado a comentar para ganar reputación en la plataforma como herramienta de marketing online, como es el caso de Destinia, entre muchas otras. En este caso lo que comentan son lugares generales ofreciendo una puntuación y opinión pública al usuario. real6.ch

backpackers
Los backpackers también vamos de hotel de vez en cuando, y a suite

Aunque en este caso es un buscador de viajes, es un ejemplo de lo que las empresas hosteleras también están llevando a cabo: captar seguidores y gustar al cliente. El problema de los hoteles es que deberían de preocuparse un poco más en mejorar sus servicios en el caso de no tener opiniones o si éstas son negativas, en vez de luchar por hacerse un hueco entre los grandes a través de comentarios comprados. Si tenemos dudas, lo mejor es comparar con otras páginas.

Seguramente si tu reserva la realizaste con Booking ya habrás valorado los comentarios de las fichas. Estas valoraciones, personalmente, tienen mucha más fuerza en lo que a hoteles se refiere, ya que sólo pueden opinar aquellos que ya han estado en el hotel a través de un formulario que la propia empresa te envía después del viaje. Es una de las más fiables, razón por la que Kayak o Priceline la han incorporado a su nuevo sistema de reseñas. Por supuesto como ella hay más como Hoteles.com, quienes aseguran que sus formularios fueron realizados por clientes reales.

fousquare

Foursquare es demasiado joven para competir en grueso de comentarios. No obstante, es una de mis favoritas. Bien es cierto que no hace falta estar hospedado para hacer checkin y valorar el lugar, aunque a favor puedes ver cuántos de tus amigos de esta red social han estado allí y sus opiniones sobre ello. Al meter perfiles conocidos en las valoraciones (en el caso de que tus contactos cuenten con la aplicación y participen activamente en ella) da más confianza al usuario. Evita que tengas que coger el teléfono y llamar a tu amigo. Asimismo, existen muchos negocios, cada vez más, que al hacer checkin tienen ofertas, descuentos o gratuidades (hace unos meses por hacer checkin en el Starbuck de Glòries con tu café te regalaban una magdalena). Estas cosas nos molan mucho a los españoles, no vamos a negarlo.

Fuente: Finanzas

 

Periodista digital especializada en viajes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: