Currywurst, la popular salchicha berlinesa

Currywurst


Las salchichas siempre han sido el producto estrella de la gastronomía alemana, de ahí a que actualmente cualquiera de ellas cocida haya adquirido el nombre de Frankfur, lugar de origen de este producto aunque a veces sean fabricadas entre nuestras fronteras. De hecho, Viena intentó popularizar una variante de Frankfurs entremezclando la carne de cerdo con la de ternera. Tuvo éxito, aunque tampoco pudieron deshacerse de su nombre alemán.

A simple vista, para cualquier turista no alemán casi todas son iguales. Todas excepto las de la capital alemana, donde su sabor es mucho más intenso, su textura es crujiente y puede ir preparada de distintas formas. Es la Currywurst, un manjar entre los berlineses quienes han acabado inundando la ciudad de esta especialidad que no distingue entre clases, todos la consumen.

Tal y como su nombre indica, y también será lo primero que percibiréis nada más hincarle el diente, está condimentada con curry, el ingrediente estrella que se espolvorea por encima de la salchicha y de su salsa de tomate (o kétchup). No obstante, aunque sus ingredientes no parecen ningún secreto, los berlineses no han logrado dar con la receta original de la señora Herta Heuwer, quien se dice que la cocinó por primera vez en 1949. Por supuesto, tanto su autora como la fecha están en entredicho.

Por ello, recorrer los restaurantes, locales de comida rápida y puestecitos ambulantes de Berlin en busca de la mejor Currywurst se ha convertido en otro atractivo más dentro de la capital alemana. El reto está complicado, ya que la venden en casi todos los sitios de comida (incluso en el súper). Asimismo, adquiere diferentes modos de preparación: cortada a cachitos y mezclada con patatas fritas; de igual manera pero en pan; o tipo perrito caliente… sea como sea, están deliciosas.

Periodista digital especializada en viajes

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: