Las galletas de la fortuna chinas

galletas de la fortuna chinas

galletas de la fortuna chinas

El Fin de Año chino tuvo lugar el pasado 23 de enero, aunque por Asia aún se sigue celebrando. Es el año del Dragón, tal y como pone en el paquetito que acabo de recibir de Natalia, una de las chicas de Open 2 Europe quienes el pasado mes de mayo me invitaron a ir con ellos al IFA Berlín gracias a Haier, la marca de electrodomésticos. Es la primera vez que las pruebo, por lo que no pude resistirme a ellas. Y, aunque he prometido dejar alguna para mis amigos, no se cuánto me durará la bolsa ahí, ya que están buenísimas. ¿De dónde viene esta tradición?

Las galletas de la fortuna son un dulce crujiente relacionado con el Año Nuevo chino que contiene harina, azúcar, aceite y vainilla (a veces anís). Tiene forma de come cocos y, ya que su interior está vacío, cada una de ellas lleva incluída una tira de papel con un proverbio o consejo para quien la recibe. Lo cierto es que, aunque siempre han estado asociadas con Asia, su origen no está del todo claro y existen varias teorías.

Algunos afirman que vienen de Estados Unidos, San Francisco más concretamente. Su cocinero fue un japonés, Makoto Hagiwara, afincado en esta ciudad norteamericana, a quien se le ocurrió en 1909 la idea de usarlas como acompañamiento del té que servía en el Jardín Japonés del Té, situado en el Golden Gate. De San Francisco, esta nueva modalidad de galleta, que jugaba con la intriga de los consumidores de qué pondría en su interior, llegó a Los Ángeles nueve años después, esta vez por la Hong Kong Noodle Company. A partir de ahí, la popularidad de las galletas de la suerte en Estados Unidos comenzó a subir como la espuma.

Sin embargo, existe otra versión de los que apuestan a que esta galleta (o al menos la idea) había sido creada por los chinos en la antigüedad cuando intentaron invadir Mongolia. Por aquel entonces utilizaban tartas de semillas de loto, a las que les introducían un mensaje en papel de arroz para comunicarse entre ellos y darse órdenes sin que nadie sospechara. Supuestamente, este hecho favoreció en inicio de la Dinastía Ming.

galletas de la fortuna chinas

Esta última teoría se tambalea cuando se conoce que en China a penas la utilizan en sus postres y, sin embargo, en Estados Unidos sí que están presentes en la mayoría de los restaurantes chinos y son uno de los principales reclamos de éstos.

Pero aquí es cuando los japoneses entran en el campo de batalla. Éstos han asegurado que las galletas de la fortuna provienen de su país, ya que hay un tipo de galletas muy similares que proceden de tiempos ancestrales y cuya idea era la misma, aunque éstas fueran más oscuras y alargadas que las modernas. Su nombre es tsujiura senbei, y aún pueden comprarse en algunas regiones de Japón, como en Kyoto. Esta versión tendría mucho más sentido, ya que su creador, el afincado en San Francisco, no olvidemos que era japonés.

Quizá nunca se llegue a un acuerdo sobre la procedencia de estas galletas de la suerte (o fortuna), aunque una cosa está clara, y es que fue creada por un japonés, popularizada por los chinos y es consumida por los americanos. Ah, y que ¡están buenísimas!

Fuente: Wikipedia; La gran época

Periodista digital especializada en viajes

1 Comment

  1. “…..en China a penas la utilizan en sus postres”
    Yo diría, que en China, el término postre no está extendido, tal y como se entiende en el mundo occidental, quiero decir, comer algo dulce o alguna fruta para finalizar la comida.
    Por lo que yo conozco, en Asia, la fruta o lo dulce se come fuera de horas.
    Buen post.
    Saludos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: