17 motivos por los que los viajes antes de Internet no molaban tanto

Dejad de poneos melancólicos, todo era muy complicado y caro

via GIPHY

Hoy es el Día de Internet y he decidido celebrarlo. Sin este gran invento ahora mismo no podría escribir esto, tampoco me estarías leyendo y mis jefes no estarían ahora mismo petándome el correo como si no hubiera nadie más en la faz de la tierra. Les gusta escribirme porque trabajo desde casa y se deben pensar que no estoy haciendo nada. Se equivocan, ¡estoy actualizando mi blog! Y eso es súper importante, sino ahora mismo no podrías estar leyéndome. Porque me estás leyendo, ¿verdad?

El caso es que hoy es el Día de Internet, esa asignatura que en la universidad nadie quería coger y que únicamente estudiaron aquellos que, por su nota y por no haber estado más vivos, no cabían en el resto. Yo reunía todos los requisitos para acabar en esa clase, pero me libré por los pelos. “¿Internet? Eso ni es periodismo ni es nada, ahí puede escribir cualquiera” Y gracias a que puede escribir cualquiera vivo de Internet. Por eso puedo hacer esta lista contra todos aquellos que no paran de repetir que “Antes era mucho mejor, no había móviles y la gente interactuaba bla bla bla” ¡Basta! ¿Sabes por qué ahora mola más que antes? Porque hay ¡Interneeeeet!

  • 1. Ya no tienes que golpear las cabinas de teléfono porque se haya tragado tus últimas monedas. Básicamente porque, aunque quisieras, ya no hay cabinas. No podrías avisar de que habías llegado y tu familia no dormiría hasta tu regreso “Nena, estábamos muy preocupados”.
  • via GIPHY

  • 2 . Ya no tienes que dejarte todos tus ahorros en una agencia de viajes ni acabar haciendo el recorrido de todo el mundo.
  • via GIPHY

    Buscando tus propios vuelos has acabado descubriendo países que ni sabías que existían.

  • 3. Sabes con antelación que el alojamiento que has cogido es una mierda. No hay sorpresas. La única similitud con el antes y el ahora es que sigues sin poder pagar algo más decente.
  • via GIPHY

  • 4. Tu padre no perderá las ganas de vivir mientras te espera en el aeropuerto porque Vueling haya decidido salir con 4 horas de retraso.
  • via GIPHY

    Ahora el hombre puede echar la siesta porque habrá recibido tu Whatsapp con antelación.

  • 5. No te hubieras ido a pasar las vacaciones a Pernambuco porque nadie te lo hubiera recomendado antes. Tu círculo de amigos seguirían contándote lo bien que se lo pasaron en Menorca. Y así cada año.
  • via GIPHY

  • 6. Seguirías siendo un bicho raro porque NADIE de tu pueblo entendería que quieras salir de él.
  • via GIPHY<

  • 7. Tendrías que comerte todas las fotos de las vacaciones de tus amigos y familiares
    Ahora con un like en Facebook ya está hecho.

  • via GIPHY

  • 8. Adiós a cargar todo el viaje con una carpetita con los billetes de avión y las reservas de hotel como si fueran oro. O a comprobar en todo momento que siguen allí, exactamente igual que hace un segundo. Ahora está todo digitalizado. ¡Qué cosas!
  • via GIPHY

  • 9. Tu gran amor australiano no pasará a la historia como el chico perfecto que conociste en aquella isla tailandesa y que, como no tienes dinero para llamarlo a su país, lo vuestro fue imposible. “Éramos el uno para el otro” (muchos llantos).
  • via GIPHY

    No, ahora tendrías su número, le hubieras mandado unos cuantos Whatsapp, te diría que está muy ocupado y Facebook se encargaría de avisarte de que está con otra (también habría llantos). Vale, esto NO es una ventaja.

  • 10. Pero si lo es el hecho de que ahora puedas hacer amigos y conservarlos.
  • via GIPHY

  • 11. No podías elegir asiento, ni comprar entradas con antelación, ni saber que sitio al que ibas tenía cero de ambiente o que hubo un apocalipsis zombie y todos macharon huyendo. ¡No estabas informado del todo!
  • via GIPHY

  • 12. Ahora ya no tenemos que dar 8 vueltas a la misma manzana, a la segunda ya puedes buscarlo en el móvil.
  • via GIPHY

  • 13. Ni ver cómo todos los restaurantes de la guía están ya cerrados.
  • via GIPHY

  • 14. Ya no eres el único al que timan. Has descubierto que hay comunidades llenas de timados y que la mayoría de las veces el timo es el mismo. Mal de muchos…
  • via GIPHY

  • 15. No podías amenazar a la peña con una mala crítica en Tripadvisor, ni cagarte en todo en Twitter. “¡No sabes con quién estás hablando!”
  • via GIPHY

  • 16. Y nunca estabas bien del todo porque o hacía un poco de frío, o calor. No tenías dónde mirar el tiempo.
  • via GIPHY

  • 17. Nadie sabía dónde estabas ni qué estabas haciendo. ¡No podían saber lo feliz que eras!
  • via GIPHY

¡Gracias Internet!

¿Se os ocurre alguna más?

Periodista digital especializada en viajes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: