Prejuicios sobre Irán que son mentira

Yazd, Irán

Tonterías que oirás cada vez que digas que te vas a Irán de viaje.

Yazd, Irán
Atardecer en Yazd

Y sino, haz la prueba. “Me voy a Irán”, así, en plena comida o cena familiar. También puedes cambiar a los familiares por amigos, compañeros de trabajo, los vecinos o el panadero de la esquina. Bueno, deja al último en paz, qué culpa tendrá él. El resultado viene a ser un poco el mismo.

  • Pero si es súper peligroso – Tus amigos, a quienes han atracado varias veces en Barcelona y se han llevado alguna que otra paliza.
    Peligroso es caminar un domingo por la mañana por las Ramblas, o tomarte un cubata en el Plataforma.
    Irán es un país seguro para el turista. No están en guerra, no hay gente armada en la calle, la policía te ayudará a cruzar la carretera cuando vea lo asustado que estás ante semejante jungla de coches, motos, autobuses, peatones y lo que pase por allí (no, los semáforos no existen). En algunas ciudades no cierran las casas y en el metro de Teherán la gente no tiene que abrazarse al bolso como si le fueran a quitar la vida. Eso sí, los hombres a un vagón y las mujeres a otro.
  • Si allí hay terroristas – Dice tu tío, el mismo que vive en una ciudad donde se negociaron los explosivos del 11M y telespectador de Intereconomía, ¿hay algo más terrorista que eso?. “Están amenazados por ISIS”.
    Sí, y nosotros también. Algunos iraníes nos han confesado estar preocupados por tenerlos en la frontera, donde tienen su despliegue militar ante un posible ataque. Nada nuevo que no suframos también en occidente.
Teherán, Irán
Antigua embajada de los EEUU en Teherán
  • No me gusta nada que vayas a Irán. Con lo feminista que tú eres, ¿vas a ponerte un pañuelo? – Tu madre, a la que tampoco le gusta nada que cierres los bares. Lo dice suave, sin esperanza. Hace años que tiró la toalla contigo.
    Sí, les obligan a cubrirse con el hijab desde el 79, pero la mayoría de ellas lo odia. Tú también tendrás que ponértelo en cuanto tu avión aterrice en el IKIA (Imam Khomeini International Airport), o al menos intentarlo, ya que tu hijab estará mal puesto, se te caerá cada vez que te muevas y estarás patética con él. Sólo las que visten chador o burka lo hacen por convicción o por opresión familiar. Sin embargo, a las que tuvimos la oportunidad de conocer nos han confesado que si tuvieran la opción de elegir no vestirían hijab. Es más, debajo del velo el pelo lo llevan muy cuidado, se pintan mucho, muchas se operan la nariz y, en algunos casos, bajo los abrigos anchos hay vestidos, minifaldas e iraníes que parecen supermodelos. Se cuidan mucho. Aunque para evitar que la sociedad se desmelene, no vaya a ser, existen policías de la moral que castigan la vestimenta poco cuidada tanto de las mujeres como de los hombres a latigazos, como le gusta a Jamenei. Ellos, por ejemplo, no pueden vestir corbatas, pues se asocia con la cruz del cristianismo.

Así es como piensan las mujeres iraníes en general, aunque sólo unas pocas se atrevan a quebrantar la ley. Les puede costar la vida. En este caso, preguntamos por ella cuando estuvimos allí y algunos nos comentaron que no había sido asesinada. Asimismo, en Facebook hay un motivimiento creado por las mujeres iraníes llamado: My Stealthy Freedom, donde suben sus fotos sin hijab.

  • ¿Y qué vas a hacer allí? Si no hay alcohol – El típico fiestas. “No beben alcohol ni tienen redes sociales. Esa gente no puede divertirse”.
    El alcohol está prohibido. No hay bares, ni discotecas y Facebook y Twitter están capados ¡OMG! Pero tranquilo, todo esto es la teoría. Los iraníes montan unas fiestas en casa mejores que las nuestras durante la época universitaria. Cuando te das cuenta estás en mitad de un salón de unos amigos de un amigo que has hecho en Isfahán con un cubata en la mano, el cigarro en la otra y moviéndote como un pato. Está sonando “bailando”, la canción que más has odiado este verano pero que los iraníes te la ponen modo repetir una y otra vez para que te sientas como en casa. ¡Y vaya si lo consiguen! Luego te piden tu Facebook y te dicen que para que tu móvil pueda abrirlo necesitas un VPN (pero como tienes un iPhone obsoleto, ninguno de ellos funciona). Tú no tienes acceso a
    Facebook, pero los iraníes y su gobierno sí.
  • ¿Vais a dejar a la chiquilla ir a Irán? – Tu abuela a punto de ponerse a llorar, aún no ha asumido que la “chiquilla” tiene 30 años. “Es una sociedad muy machista. Las mujeres no tienen derechos”.
    Y la nuestra no, ¿verdad? Nuestra sociedad y religión están llenas de derechos hacia la mujer. No hablemos de igualdad estando aún tan lejos. Actualmente si no son de familias muy conservadoras no las obligan a casarse, hemos conocido a mujeres de 30 años solteras, guapas, con estudios y su propio trabajo. Si se casan tampoco están obligadas a dejar su carrera aunque, como ha pasado aquí muchos años, las hay que acaban ocupándose de la casa y de los niños. Tienen derecho a acceder a la universidad y, en muchas carreras, como aquí, hay más mujeres que hombres. Si se casan jóvenes es porque el gobierno no permite las relaciones entre hombres y mujeres antes del matrimonio. Tener pareja es complicado. No se puede mostrar afectividad en público y las citas parecen más una entrevista de trabajo que el inicio de una película romántica (esto último aquí también pasa, no os creáis).
Teherán, Irán
Atardecer en Teherán
  • Vale, pero tu hermana no va. Si pasa algo al menos que sea sólo a una – Tu padre, el que ha dejado bastante claro que tu pérdida tampoco supondrá ningún drama familiar.
    No he tenido respuesta para eso.
  • Pobre mujer, eso es que aún no ha superado lo de Carlos (¿O era Luis? ¿Juan?) – Tus vecinos, con los que nunca has hablado, ni visto, pero ellos tienen todo tu historial en la escalera. Ya verás como nos viene con un árabe. Yo creo que quiere vivir su pasión turca.
    Señoras, los iraníes son persas, aunque en su comunidad haya árabes, kurdos y otras etnias. Tampoco hablan árabe, sino farsi. Asimismo, físicamente son muy parecidos a nosotros. De hecho, durante el viaje, cuando guardábamos la cámara y lográbamos colocarnos bien el hijab, nos confundían con ellos. Y sí, son muy guapos, no me hubiera importado haber vuelto con alguno.
Isfahan, Irán
En Isfahán

Y así es como has pasado de ser “la que no para” a “la loca que ya no sabe a dónde ir”, “Le gusta hacernos sufrir” (aunque luego nadie recuerde qué día volvías. Estaban súper preocupados, sí). Pero basta de tonterías. Vamos a ponernos serios. ¿Por qué tenemos tantos prejuicios sobre Irán? Respuesta: porque no tenemos ni idea. Y porque los medios de comunicación tampoco han ayudado mucho, la verdad. Y esto es precisamente lo que más enerva a los iraníes: “Se nos vende como si fuéramos los malos de la película” “Nos han hecho mucho daño, desde la Revolución nadie quiere venir de vacaciones a Irán”, nos comentaban alguno de ellos. Y es una pena (¿estoy abusando de las “y” o sólo me lo parece a mí?), no saben lo que se pierden. Por supuesto, ser mujer en Irán es complicado, y ser hombre también. No deja de ser una dictadura islámica, y las desigualdades sociales existen. Pero Irán es un país amable que quiere al turista, de la misma manera que tú les vas a querer a ellos. Siempre nos lo han vendido como un país de pocas oportunidades donde lo único valioso que tienen es el petróleo. Una vez lo conozcas verás que el mundo estaba equivocado: Irán es grande por su gente.

Periodista digital especializada en viajes

19 Comments

  1. Aún quedan muchos prejuicios sobre algunos países, menos mal que aún quedan viajeras como tú para quitarle la venda a más de uno.Genial post

  2. Me ha encantado el post! Me ha sacado unas buenas risas con tus contestaciones. No he estado en Irán, pero hace poco estuvimos en Uzbekistan y una de las primeras cosas que nos dijeron fue lo de allí están en guerra? y al contestar que no, te preguntan: y si estalla una guerra cuando estés allí? En fin… Prejuicios y desinformación en general.

    Gran post! Un abrazo!

  3. Muchas gracias por vuestros comentarios, chicos. Sí, María, por desgracia es una pena, porque por culpa de los prejuicios cometemos el error de perdernos lugares increíbles. Supongo que esa es nuestra labor como bloggers.

    Gracias Aitor y Henar. He seguido vuestro viaje por Uzbekistán y sólo con ver las fotos ya está en mi lista de pendientes. Lo vuestro me imagino que aún sería más complicado, ya que seguro que muchos ni siquiera sabrían situarlo en el mapa XD Es una pena que Oriente Medio tenga esa fama, porque hay países increíbles. Habrá que cambiar su imagen entre todos.

    ¡Un besin! Y gracias por vuestras palabras 🙂

  4. jajajajajajajajaja me meo!!! Eso mismo me dijeron a mí cuando me fui a Jordania. ¡Ten cuidado! ¡Vete siempre con Pablo (el único chico que viajaba con nosotras)! etc etc No beben alcohol… y resulta que en el país fabrican una cerveza llamada Petra (con 10 grados). También nos invitaron unos chicos jordanos a una barbacoa y después de comer los pollos asados sacaron para ellos ginebra y ron. En fin… mejor me río. No voy a dejar de ir a estos países porque me encantan. Y cada vez que vuelvo de uno de ellos me gusta aún más. Enhorabuena por el post

  5. Me ha encantado el post!! He conocido ya a bastantes viajer@s que me han hablado maravillas de Iran y Afganistan! Cuando me anime a un tour por Oriente Medio serán dos de mis paradas seguras!

  6. jajajaja Lo de “no te separes de (pon aquí el nombre de cualquier chico)” también es un clásico XD Como si, si pasase algo, se fuera a preocupar de nosotras jajajaja 10 grados? Joer, menos mal que tampoco beben alcohol. Qué bueno, las fiestas locales clandestinas son de lo mejor. Además, sabiendo que están prohibidas aún le dan más emoción jajaja

    Gracias Eloi. Sí, yo me animé gracias a Enric y Celia de Quaderns de Bitácola, que me contaron tantas cosas que acabaron convenciéndome. Si te animas te va a encantar. De Afganistán no conozco a nadie que haya ido, más que algunos dibujantes de cómics.

    Un abrazo! Y gracias 🙂

  7. Que cierto! pero reconozco que creo que a todos nos ha pasado la primera vez que lees que alguien se ha ido de vacaciones a Irán, y dices… madre mía, la gente.
    Pero luego lees relatos, buscas y lees mas post y blogs de gente que ha estado y te dan unas ganas locas de coger la maleta en ese momento e ir sin pensarlo porque debe ser un país maravilloso culturalmente y por su gente.

    Muy muy bueno el post, me ha encantado, creo que el dia que diga en mi entorno que me voy a Irán será tal cual este post! 😉
    Saludos!

  8. Ingenioso el post, me encanta!!!
    Tirar la toalla? …Jajaja.
    Muchos besinos.

  9. Ufff Laura, de corazón te digo que me ha emocionado bastante tu artículo. No te imaginas las ganas que tengo de viajar a Irán. He visitado muchos países y he escuchado bastante los comentarios previos de los que hablas, pero supongo que con Irán serán aún mayores.
    Gracias de nuevo pues me leeré varias veces más tu post, e incrementar mis ansias por conocer el pueblo y la gente iraní.
    Abrazos

  10. Muchas gracias Horizont, por pasarte por aquí. Me alegra que te haya gustado. Te aseguro que Irán es un país que no deja indiferente a nadie. Es una pena que por culpa de estos prejuicios haya gente que no se atreva a vijar allí. Es un país amable donde su gente te recibe con los brazos abiertos. Si tienes la oportunidad de ir allí no la pierdas, te encantará. Mucho.

    Gracias por tu comentario.

    Un abrazo y ¡felices fiestas!

  11. 100% de acuerdo!
    Antes de viajar a Iran yo hacia la siguiente prueba:

    Yo: Me voy de viaje a Persia.
    Respuesta: oooh, aaah qué bonito!
    (Alguien después caía en que Persia es Iran)

    Yo: Me voy de viaje a Iran.
    Respuesta: uyuy pero no es muy peligroso?

    En fin, que ahora estoy haciendo pedagogía sobre Iran con amigos y familiares. Además, las fotos que les enseño afortunadamente ayudan 🙂

  12. jajajaja ¡qué razón tienes! Cuando dices Persia a todo el mundo le suena fascinante, y cuando dices, “la actual Irán”, ya se les cambia la cara. Un país fascinante, sin duda 🙂

  13. Nunca he estado en Irán, pero como habitual visitante de Turquía y con novia de esta nacionalidad me he encontrado con prejuicios casi similares, si te soy honesto me han dado estopa por ambos lados.

    El principal problema surge de que tendemos a uniformizar a pueblos por puro desconocimiento e influidos por un miedo asentado a lo largo de la historia que fue impulsado por diferentes motivos.

    El mundo musulman es super complejo y el desconocimiento general sobre el mismo debería darnos vergüenza y eso que tenemos frontera con un país musulmán y un rico pasado en común. Mucha gente ni sabe que existen diferentes ramas en el Islam, ni que existen corrientes mas abiertas o cerradas y es mas hasta existen musulmanes que no tienen ni siquiera mezquitas; uno puede desconocer eso (nadie nace aprendido) o tener una idea errónea pero lo sorprendente es que hay gente que es capaz de tener prejuicios y hasta odio hacía algunos pueblos sin haber tenido jamás contacto con nadie de esos países.

    Por eso es tan importante leer, viajar, escuchar y reflexionar, en todos los pueblos hay gente buena y mala, y no olvidemos que hasta hace muy poquito los españoles eramos la última dictadura fascista de Europa.

    Lo más importante en la vida es no caer en el mal del racismo, ni de los prejuicios, porque es muy duro e injusto cuando lo sufres a la inversa y lo digo por experiencia, es condenar a alguien sin conocerlo.

    Por otro lado de mi experiencia con Turquía otra cosa que aprendí es que normalmente los turistas (al igual que yo cuando fui por primera vez) cuando visiten el país, pierden sus prejuicios y pasan a una fase de fascinación y enamoramiento; desde mi modesta experiencia idealizar a un país tampoco es bueno, porque nos hacen olvidar sus males inherentes que en el caso de Persia son mucho. Digo esto último esperando que no lo tomes como una critica hacía tu texto, el cual me gusta porque esta hecho desde un punto vista abierto, constructivo y formativo, algo que se echa de menos en los bloggers de viajes, pero es algo en lo que he pecado yo con Turquía y creo que como viajeros debemos tender a evitar.

  14. Muchas gracias Miguel Ángel por tu comentario. Estoy 100% de acuerdo contigo, hace falta leer más, viajar y ver lo que hay fuera para comprender muchas cosas. Es tan fácil criticar desde el desconocimiento. Y también para no dejarse manipular. A Irán lo criminalizó Estados Unidos en su día y nadie se cuestionó que tenía este país para que se odiase tanto. Lo mejor de haber ido es el haber conocido muchas cosas que posiblemente si no hubiera estado allí nunca me hubiera interesado por ellas. Sobre lo de idealizar tienes toda la razón, yo suelo pecar mucho de eso. Cuando un lugar me deja huella paso a amarlo directamente XD Y sí, allí aún hay muchas cosas que cambiar por los propios iranís. Confío que algún día lo logren. Con Turquía me pasó igual, me encantó el país, su gente y su cultura.

    Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo 🙂

  15. Hola, me parece muy interesante tu post, la gente que nos gusta viajar siempre agradecemos informaciones de este tipo.. Pero creo que sinceramente considerar esos prejuicios como mentira no es cierto. No creo que sea TAN seguro viajar a un país que si te pillan bebiendo te dan 80 latigazos.. Ah! Y si encima no eres musulmán la pena es mayor. Como tengas la mala suerte de encontrarte a uno que se quiera aprovechar de ti.. Preparate.. Porque recibirás mas latigazos o lo que es peor que te sepultan viva. No dudo que la mayoría sean ambles, pero sus leyes están ahí y cada día las hacen cumplir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: