Periodista digital especializada en viajes

4 Comments

  1. Si ya casi no podíamos ni con las pequeñas 😀 Eso sí, los alemanes se pillaban la más grande y la acababan en tres tragos, ¡flipante! 😉 ¡gracias por tu comentario Sonia!

  2. La PURA VERDAD!!! Jajaja recuerdo como en Munich nos pedimos una “cervecita” que nos costo la vida acabarnos aquel litro y en la mesa de al lado unas chavalitas se la bebieron en 3 tragos, que cara se nos quedo!!

    Estupenda viñeta

    Saludos Laura

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: