Cuatro planes sostenibles para hacer en Barcelona

L´Ortiga, Collserola

Ahora que ya somos turistas responsables con los animales, también queremos serlo con la naturaleza. Aquí os dejo cuatro propuestas ecológicas y sostenibles con las que pasar un día en la montaña alimentándote de verduras y frutas frescas a base de raw food, o lo que es lo mismo, comida “viva”. Y todo ello sin salir de Barcelona.

lortiga turismo sostenible

Con motivo del Día Mundial del Turismo, en los últimos años en Barcelona se han desarrollado diferentes proyectos que promueven un consumo responsable y sostenible. Aunque ambas palabras pueden dar un poco de miedo, sobre todo juntas; lo cierto es que lo que intentan difundir es que incluso en grandes urbes tan explotadas como esta, uno también tenga la opción de vivir un día en plena naturaleza sin dañar el entorno y disfrutar de él. Para concienciar a la población, más bien a los que no tienen que sufrirlo cada día, el pasado año se estrenó el documental Bye Bye Barcelona, una crítica al turismo masivo de la ciudad que han hecho que muchos barrios hayan perdido su identidad a través de la construcción de hoteles, tiendas de souvenirs, apartamentos ilegales y subida de precios. El de este año, estrenado el pasado fin de semana en el marco del Festival de turismo sostenible Vilamón, tampoco nos deja indiferentes. Se trata de Gringo Trails, y en él se habla sobre el daño que causa el turismo en el mundo en general.

parque_natural_collserola

Este mes, Vilamón y La mochila verde prepararon algunas actividades donde los asistentes pudimos disfrutar del turismo de una forma diferente en Barcelona. El lugar escogido fue Collserola, el parque natural que se encuentra justo en las inmediaciones de la ciudad. Y, aunque la naturaleza, el senderismo y la montaña no son mi fuerte, el hecho de volver a saber a qué saben los alimentos, distinguir las plantas que se comen o no, o probar por primera ver el raw food, fue lo que hizo que me sumase a la iniciativa. Nunca te acostarás sin saber una cosa más, ni te levantarás sin agujetas por curioso. Aquí os dejo cuatro actividades para todos los que queráis realizar algo diferente y sostenible en Barcelona:

Agricultura ecológica con L´Ortiga

¿Os acordáis del sabor del tomate? Posiblemente si vives en una ciudad como Madrid o Barcelona no. Y es que, uno de los principales inconvenientes de vivir en una gran urbe es que toda la comida que compramos sabe igual. No importa que sea un tomate o una manzana. Esto ha provocado que los supermercados ecológicos y la comida orgánica esté ganando cada vez más peso, aunque sus precios hace que el día que saboreamos un alimento con su sabor original, sea un día de fiesta. No ganamos para ello.

L´Ortiga, Collserola

turismo_sostenible

La iniciativa de L´Ortiga, situada en Can Monmany, a los pies de Collserola, es enseñar a los interesados cómo es el proceso de la agricultura ecológica, respetando los ciclos biológicos de las plantas, sin química ni herbicidas en los cultivos y utilizando siempre productos orgánicos. Además de poder visitar y pasear entre sus cultivos, en este centro se dedican a enseñar a crear tu propio huerto, también ofrecen actividades escolares y tienen servicios de envío de sus productos.

Naturalwalks

La siguiente actividad es la que debía haber realizado Chris Maccandless (Into the Wild) antes de adentrarse en lo más profundo de Alaska. Como sabéis, murió debilitado por comerse alguna planta que no era comestible que le impidió salir a buscar más alimento. Así que, cuando Evarist March, un biólogo especialista en temas de plantas y hongos, nos propuso adentrarnos en el bosque para conocer qué es lo que ofrece la naturaleza mediterránea, se me antojó de lo más interesante. Para empezar, no tuvimos que movernos mucho, ya que a 300 metros ya encontramos frutos comestibles suficientes para utilizar en las comidas. Su conocimiento de la vegetación es tan amplio que ha trabajado para grandes chefs como los hermanos de El Celler de Can Roca ayudándoles a introducir la naturaleza en el plato.

Naturalwalks

Naturalwalks

Entre las actividades de Naturalwalks están la de pasear por el Parque Natural de Collserola para descubrir los distintos frutos, talleres sobre los productos que podemos introducir en nuestra raw food (ya, ya se que no tienes ni idea de qué es, ahora llegamos), avistamiento de aves o clases sobre hongos y recogida de los mismos.

Raw food con el chef Javier Medvedovsky

Y llegamos al gran descubrimiento: raw food, o como ellos lo llaman, comida viva. Para aquellos que, como yo, estéis totalmente fuera de onda, se trata de crear platos con alimentos orgánicos recién salidos de la huerta sin que éstos sean cocinados. En este caso, tuvimos la suerte de contar con el chef Javier Medvedovsky, conocido como el Espiritual chef, quién más que un cocinero demostró ser todo un artista. Y, aunque muchos cuando vimos los alimentos que nos iba a preparar encima de la mesa soñamos con una hamburguesa, he de decir que fue una experiencia inolvidable.

Raw food

Entre el menú con el que nos introdujo a su particular cocina estaban un zumo de sandía, paté de zanahoria sobre pan también de zanahoria deshidratada, Pad Thai de verduras sustituyendo los fideos de arroz por calabacín, tarta de higos y, como guinda, una pepita de cacao natural y un bombón. Aunque se trató de una presentación personalizada en el IN OUT Hostel, lo cierto es que, todos aquellos que quieran adentrarse en este tipo de comida viva pueden hacerlo en su café Blue Project Barcelona. También imparte talleres.

Alojarse en el IN OUT Hostel

En pleno Parque Natural de Collserola encontramos este albergue sostenible convertido en un proyecto social cuya misión es la integración laboral de personas con discapacidad. Alojarse aquí es ayudar a que esta iniciativa, que aboga por la independencia económica de aquellos que tienen más dificultades a acceder al mundo laboral, sea posible. En él se utiliza energías limpias, caldera de Biomasa, Leds y mobiliario reciclado con la intención de preservar el medio ambiente en el que se encuentran.

inout

Todas sus instalaciones, que ocupan más de 50.000 metros entre jardines, edificios y bosque, son accesibles para aquellos con movilidad reducida. Las habitación son grandes, para varias personas, cuentan con piscina y con varias actividades como cocina, paseos por el bosque, aqua gym, o excursiones a la ciudad de Barcelona. Un buen lugar para estar en contacto con la naturaleza.

Los alojamientos sostenibles están ganando bastante peso en los últimos años. El entorno en el que se encuentran y la posibilidad de disfrutar de la naturaleza son uno de sus principales atractivos, además de su gastronomía donde, los alimentos, vienen directamente de la huerta. Por ello, si te gustaría saber qué oferta hay de hoteles con estas características sin ser un albergue, os recomiendo que os miréis la página de Mi Paisano Slow Hotels. El responsable de la iniciativa, David Carrizo, recoge y promociona aquellos alojamientos que reúnen las características para ser sostenibles y responsables en toda España.

collserola_barcelona

Por último, si estáis en Barcelona en próximo 3 de octubre, nos os perdáis el Festival de turismo responsable de Vilamón, está lleno de actividades.

Periodista digital especializada en viajes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: