Entrevista a Jorge Sánchez

jorge sanchez

Jorge Juan Sánchez es la tercera persona más viajada del mundo, o al menos así nos lo han dado a conocer en las distintas entrevistas La Vanguardia y Buenafuente. Después de haberlo leído y escuchado, con toda la admiración del mundo, ha sido imposible no contactar con él para pedirle nuestra propia entrevista y resolver así las inquietudes con las que me había quedado tras verle en la tele. El mismo día, Jorge, que actualmente está trabajando en la Costa Brava, aceptó y respondió a nuestras preguntas.



¿Quiénes y cómo se concreta el título de “persona más viajada”? ¿Existe algún modo de medir cuánto viaja cada uno?
Existen clubes virtuales donde los viajeros anotan los países y territorios visitados, y en ello algunas personas se basan para determinar quien ha viajado más. Pero este sistema no es exacto, pues muchos viajeros buenos no están inscritos en tales clubes.

¿Cuántos años llevas viajando?
Contando todo el tiempo que he pasado en el extranjero, viajando, contabilizo 30 años netos de mi vida.

Se te conoce como el Willy Fog de Hospitalet sin embargo, ¿por qué empezaste por África?
Porque no tenía pasaporte para viajar a Europa, mientras que al Sahara Español, en tiempos de la colonia, era posible viajar sin necesidad de pasaporte.

¿Qué hay que tener para coger las cosas e irse de esa manera, además de mucha valentía?
Para viajar se necesitan inquietudes, deseos de conocer el mundo de primera mano, y no como nos lo quieren enseñar en escuelas o a través de los medios de comunicación, que solo tratan de adoctrinarnos.

Si tuvieras que poner el huevo en algún sitio, ¿qué lugar del mundo escogerías? ¿Por qué?
En España. De no ser posible en España elegiría Siberia, pues es un territorio virgen y bello.

¿Cuál ha sido tu peor experiencia?
Las cárceles donde me han encerrado por cruzar fronteras prohibidas.

¿Tienes sponsor? De no ser así, ¿nunca te has planteado tener uno?
Jamás he tenido sponsor y jamás lo tendré. Un viajero ha de ser autosuficiente, sino pierde la cualidad de viajero y desciendo a la de viajante, la del anti viajero.

¿Con cuánto dinero hay que disponer para viajar?
Poco, pero dispuesto a trabajar sobre la marcha en lo que surja.

¿Cuál crees que es el país más fácil para conseguir trabajo?
El más fácil siempre ha sido Estados Unidos.

¿Y el más difícil?
El más difícil debe ser Corea del Norte.

¿Cuánto tiempo necesitabas estar en cada ciudad para ahorrar y continuar tu viaje?
A veces con un mes he tenido suficiente, otras he necesitado de 3 a 6 meses para ahorrar algo de dinero y seguir viajando un poco más.

¿Es el idioma una barrera?
No, siempre y cuando uno aprenda las lenguas locales principales de la humanidad, que son español, inglés, francés, ruso, chino y árabe.

¿Cuántos idiomas has aprendido en tus viajes?
Me “defiendo” en unos siete u ocho, pero a medida que pasa el tiempo y no los practico, se van perdiendo.

¿Qué llevabas de equipaje?
Una bolsa de mano de unos 3 kilos de peso.

En Buenafuente has dicho que hacías autostop, barcostop y avionstop, ¿cómo se hace estos dos últimos?
Para barcostop hay que acercarse al puerto y preguntas a las gentes por algún velero que precise acompañantes a cambio de trabajar en él. El aviónstop es más difícil, y hay que ir a los aeropuertos y preguntar lo mismo. Más de una vez me han llevado gratis en un avión, sobre todo en Sudamérica.

¿Solías viajar solo o siempre encontrabas con quien ir por el camino?
Suelo viajar solo, pero siempre abierto a conocer a alguien y proseguir juntos por un tiempo.

Tienes más de veinte libros publicados, ¿qué consejos les darías a aquellos que escriben sobre viajes?
Que presenten sus textos a varias editoriales a la vez y esperen a ver los resultados.

¿Tu libro favorito y autor?
Las Mil y una Noches, y los relatos de Sindbad el Marino.

¿Qué país echas de menos?
Siberia.

¿Cuál es el lugar más increíble que has visitado?
Papúa Nueva Guinea.

¿El que más te ha decepcionado?
Ningún país me ha decepcionado. Allí donde hay humanidad me siento a gusto.

¿Qué guías recomiendas que se usen?
Las “guías” son para turistas. Un viajero jamás compra esas “guías”, que suelen ser nocivas y solo útiles para anti viajeros.

¿Qué te dice tu familia de que no te vean el pelo?
Ya se han acostumbrado. Ahora, cuando paso más de un mes en casa sin viajar, se extrañan y me preguntan cuándo comenzaré un nuevo viaje.

Y, ¿cuál será el próximo?
Al monasterio derviche en Abjasia

¿Una recomendación a aquellos que quieran seguir tus pasos?
Dar el primer paso.

Periodista digital especializada en viajes

4 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: