Ruta en bici por Barcelona: descubriendo su historia y secretos

Ruta en bici por Barcelona

Ruta en bici por Barcelona

Si hay una ciudad que se pueda recorrer fácilmente en bicicleta, esa es Barcelona. Y ya no sólo por la cantidad de carriles bici que existen, sino porque incluso en su casco antiguo, donde parece imposible moverse con ella, los ciudadanos ya saben lo que hay y la convivencia entre ciclistas, peatones y skaters (aunque estos últimos tengo mis dudas de si están prohibidos) se lleva relativamente “bien”. Las principales ventajas de hacer turismo en bicicleta son bastante obvias: vas más rápido, sentado y no requiere mucho esfuerzo (al menos en la ruta que escogimos con Steel Donkey).Y esto último lo agradecí enormemente.

Por ello, cuando Barcelona Travel Bloggers propuso la actividad fui de las primeras en apuntarme. A pesar de que este mes hago cinco años en Barcelona, admito con cierta vergüenza que todavía me quedan muchos rincones e historias por descubrir, aunque por lo visto en la propia excursión, a muchos catalanes también les pasa lo mismo (¡Ja! Eso es mucho peor). Parece, bueno parece no, es un hecho que muchas veces conocemos mucho más una ciudad a la que vamos de visita que la nuestra. Por suerte, fácilmente se le puede poner remedio, y así hicimos.

Ruta en bici por Barcelona

Nota: Obviamente, en este post no os revelaré todos los secretos descubiertos durante la ruta en bici por Barcelona de Steel Donkey, para eso os recomiendo que la hagáis porque os aseguro que os encantará, incluso si eres de aquí. De todos los rincones, he seleccionado mis favoritos de cada barrio que podréis descubrir en las cinco horas de trayecto. Y tranquilo, sí, son cinco horas pero con paradas, una más larga para comer.

Ruta en bici por Barcelona
Imagen de Companys de Viatge

Durante el recorrido nos acompañó Edu Bertrand, guía de Steel Donkey que ¡sorpresa!, resultó ser el chico de The Backpacker Spot, con el que esta Navidad realicé el concurso de las agendas viajeras en Facebook, ¿os acordáis? Pura casualidad que me hizo mucha ilusión. La ruta la comenzamos en Green Bikes, el alquiler de bicis que Steel Donkey utiliza para sus recorridos. Son bicis de paseo y todas ellas se encuentran en perfectas condiciones. Claro que acostumbrada a usar el bicing (con el sillín torcido, sin frenos y con sólo una marcha) me parecieron magia. El punto de encuentro está en pleno centro, en el gótico. Y aquí mismo aprendimos la primera lección de historia de aquella tarde:

El Gótico no existe

¿Cómo qué no? La Catedral, el puente Bisbe (el que se parece al de los suspiros, para que nos entendamos), la plaza del Rey, etc. Todos esos edificios donde los turistas se amontonan a tomar fotos como locos. Pues bien, sí, existe, pero es todo fake. Aunque sus orígenes son muy antiguos (no el de todos, por ejemplo el puente Bisbe fue construido durante la Exposición Internacional de Barcelona de 1929), las demás fachadas, esas que Barcelona vende como tesoros, se construyeron ayer como quien dice.

He aquí el ejemplo de lo que era la Catedral de Barcelona hasta 1890. Como su aspecto no encajaba mucho con el “rico imperio catalán” que los políticos querían vender del pasado de este barrio, entonces en el siglo XIX comenzaron a montar unos decorados preciosos de estilo neogótico. Quedaba bonito y parecía que daba prestigio a la zona más antigua de Barcelona.

Y voilà, aquí está lo que siempre les hubiera gustado tener.

Catedral de Barcelona, el antes y el después
Imagen de Pasearporbarcelona.blogspot.com.es

 

El Born y La Ribera

Por el contrario, el pasado del Born está mucho más ligado a los vicios, además de otras historias no menos curiosas. La mayoría que os hayáis perdido por sus callejuelas (es imposible no hacerlo, casi todas son iguales), seguramente os habréis percatado de que en muchas de sus fachadas hay esculpidas cabezas, caras, marcianitos, y hasta señales que fueron maqueadas con humor. Pues bien, cada una de estas obras tiene su historia. ¿Sabíais que hay una de ellas en concreto que data de la Edad Media y que marcaba que allí había un burdel?

Durante la ruta en bici por Barcelona también descubrimos que en pleno Born hay una calle donde si haces pis en ella sólo son 5 pesetas de multa, y no los 300 que costaría en cualquier otra. Una sola pintada en la pared de la época obliga a cobrar sólo eso. Y no revelaré el nombre de la calle porque, si ya esta zona es utilizada por muchos turistas como wc público, pobres de los que viven allí si éstos se enteran que en esta calle ni siquiera hay multas.

Otras paradas en el Born nos llevaron hasta Santa María del Mar (más conocida popularmente como la Catedral del Mar), el Centre civic del Convent de Sant Agustí y el Mercado del Born. En este barrio, además, se esconde una de las calles más estrechas de Barcelona. De hecho, si estiras los brazos puedes tocar ambos lados.

Parque de la Ciudadela y Eixample

Otra de las paradas indispensables fue el parque de la Ciudadela, el corazón verde de Barcelona. Lástima que la lluvia nos acompañase durante todo el día, aunque ese no fue motivo para suspender la actividad, los bloggers de viajes aguantamos lo que haga falta con tal de seguir descubriendo algunos lugares como el mercado de las flores o la playa del Eixample (sí, tenemos playa en pleno centro).

Búho, Barcelona

Y aquí nos paramos en otra de las curiosidades del Paseo Sant Joan: el búho de Verdaguer. Viviendo casi al lado, siempre me había preguntado por su significado y nunca lo había encontrado, bueno pues cinco años después lo descubrí. Resulta que hace muchos años, cuando aún estaba permitida la publicidad en edificios, la empresa que se encargaba de montarla creó este búho que ya es todo un icono en el barrio. Data de los años 70 y, cuando el ayuntamiento decidió prohibir este tipo de publicidad, fue de los pocos que se mantuvo, ya que no estaba vinculado a una marca en concreto, era poco agresivo y los vecinos querían que se quedase.

Vila Olímpica y Barceloneta

Las últimas paradas fueron la Vila Olímpica y la Barceloneta. Vale, las zonas más turísticas de Barcelona sobre todo con la llegada del buen tiempo. No obstante, nuestra visita no fue para disfrutar de su playa (una de las peores, por cierto), sino para conocer la reciente historia de la Vila Olímpica; y el origen pescador de la Barceloneta.

Ruta en bici por Barcelona

Sin duda ese día aprendimos más sobre la historia de Barcelona que en cinco años residiendo aquí. Incluso habiendo estado de turismo, en excursiones en bicicleta como la de Steel Donkey uno se lleva muchas más cosas de lo que puede leer en las guías y panfletos turísticos.

En la página de Steel Donkey podéis ver más información acerca de sus tours en bici por Barcelona, ya que tienes varios para elegir y en varios idiomas, así como el precio de los mismos. Перед тем как запустить Live игры Вавада, вы можете подобрать стол по размеру ставки, внешнему виду крупье и т. д. Sin duda, esta ha sido una de las actividades que más me han gustado de Barcelona Travel Bloggers y que tuve el placer de compartir con compañeros como Companys de Viatge, Rubén y el Mundo, The Backpack Traveller, Un Mundo de experiencias y Social Travel Barcelona. Os la recomiendo porque merece muchísimo la pena, aunque seas de Barcelona (de hecho mis compañeros lo son y se han quedado igual de sorprendidos).

Periodista digital especializada en viajes

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: