Ruta por el Pirineo catalán

Ruta por el Pirineo catalán en caravana

Antes de que llegue la temporada de esquí y, por tanto, toda la zona de los Pirineos se llene de turistas con la consecuente subida de precios, os propongo una escapada fuera de temporada para conocer la parte alta de Cataluña, más concretamente el Vall d´Aran y llegar incluso hasta Andorra. Aunque esta zona está llena de pueblos con encanto y se pueden realizar varias excursiones de montaña, voy a acotar y seleccionar aquellos lugares que he tenido la oportunidad de visitar el pasado año por estas fechas y que me han encantado durante mi ruta por el Pirineo catalán.

Ruta por el Pirineo catalán

En nuestro caso, la ruta la comenzamos en Barcelona y, aunque hay un montón de casas y hoteles rurales donde hospedarse, optamos por realizarla en caravana, ya que es otra de las experiencias que siempre he tenido muchas ganas de probar. Si sois varios en el viaje, alquilar una por días no sale excesivamente caro, todo dependerá de la temporada en la que viajes y, sobre todo, hay que intentar cubrir todas las plazas. Además, en el Pirineo catalán hay varios campings abiertos donde poder hacer noche.

Ruta por el Pirineo catalán

El Vall d´Aran se encuentra al norte de la provincia de Lleida y pertenece a Cataluña, aunque su nombre proviene del aranés, la lengua local, su significado es algo repetitivo “valle de valles”. En esta zona, además de esta lengua, también se habla catalán y castellano.

Vielha

Nuestra ruta por el Pirineo catalán la comenzamos justo en la capital del valle, en Vielha. Este pueblo, algo más grande que el de sus alrededores, cuenta con una arquitectura típica de los Pirineos, de color gris y con infraestructuras preparadas para las grandes nevadas. Aunque muchas de las casas de su casco antiguo son de altura baja, la mayoría de las que nos encontramos en el pueblo tienen cierto aspecto a las de las estaciones de esquí.

Su principal encanto es el estruendo de su río Nere que pasa justo por el centro del pueblo y se oye desde cualquier parte de éste. Esto se debe al estrechamiento del mismo por la zona que cruza el pueblo. Lo que se consigue con ello es que tenga más caudal y que sus saltos sean más sonoros. Os recomiendo que os sentéis justo en la plaza de la iglesia, donde hay varias terrazas, y disfrutéis de la brisa pirenaica, con el cielo cubierto y el sonido del agua de fondo. Fue una de las sensaciones más relajante del viaje.

Justo en esta plaza está la oficina de turismo del Vall d´Aran, por lo que allí podremos encontrar varios mapas de la zona para planificar nuestra ruta por el Pirineo catalán. [En la imagen superior vemos una de las vacas que nos hemos encontrado por el camino]

Arties

Nuestra siguiente parada fue en Arties, un pequeño pueblo de montaña que se encuentra de camino hacia Vaqueira. Personalmente, éste fue el más bonito de todos ellos. Su centro urbano constituido por pequeñas casas de dos y tres plantas, la mayoría de ellas de piedra con ornamentos de madera le otorgan un carácter especial. Su principal característica es que el pueblo está repleto de flores de vivos colores, además de que por él también cruza el río y cuenta con varios pequeños puentes de madera que me recordaron al pueblo galo de Astérix y Obélix, ¡precioso! Las vistas también son espectaculares, ya que se encuentra en la depresión del valle y está rodeado de montañas. Durante esta época es posible que incluso se puedan ver cómo algunos picos comienzan a estar ya nevados.

Por sus callejuelas encontramos pequeñas tiendas artesanas, tanto de gastronomía como de artículos del hogar. También hay varios restaurantes, algún hotel rural, un camping con bungalows y la iglesia de Santa María de Arties, a la que no es posible entrar si no realizas un donativo de mínimo un euro. Ésta data del siglo XII, tal y como pudimos ver en los carteles de su entrada, aunque su estado era bastante decadente. A sus interiores no entramos, ya que no llevábamos suelto y me niego a tener que dar dinero a la iglesia por entrar en sus edificios cuando los pagamos todos indirectamente, aunque sí visitamos su cementerio que se encuentra en sus exteriores.

La atracción turística de Arties, del que incluso hay varios monumentos, es el oso pardo de Arties. Éste se encuentra enjaulado en uno de los senderos de las afueras del pueblo ¡qué lástima! Mientras que en sus alrededores podemos ver cabras a las que también se les puede dar de comer.
Salardú
Siguiendo nuestro recorrido, la última noche la hicimos en Salardú, un pequeño pueblo que durante la Edad Media estuvo fortificado y que actualmente mantiene su encanto de antaño a través de sus construcciones de piedra y pizarra. Lo más impresionante del pueblo, además de sus callejuelas en cuesta, es el campanario octogonal que puede divisarse incluso desde las afueras del pueblo. Aunque cuando nosotros estuvimos allí aún no era época de nieve, en los meses de invierno su cúspide se queda totalmente blanca y la postal es increíble. Justo donde ahora está la iglesia, antaño se encontraba el castillo de Salardú cuyos restos pueden encontrarse en las inmediaciones de ésta.

Allí también podemos encontrarnos algunas tiendas de gastronomía artesanas que tienen un pan buenísimo. Para dormir en caravana, nosotros nos fuimos hasta la zona baja del pueblo, donde junto al río hay una explanada repleta de árboles.

Salardú está muy próximo al pueblo de Baqueira y su famosa estación de esquí Baqueira Beret. Fuera de la temporada de nieve lo cierto es que allí tampoco hay gran cosa para ver, por lo menos en la zona próxima a la estación donde todo son complejos y apartamentos para el invierno. De ahí podemos seguir nuestra ruta hasta Andorra, el paraíso de las compras (aunque hay que decir que los precios ya no son lo que eran).

No obstante, hasta llegar a Andorra os recomiendo que os vayáis parando en los distintos pueblos que os vayáis encontrando durante la ruta por el Pirineo catalán, aunque sólo sea para dar un vistazo rápido, ya que todos ellos tienen un encanto especial de montaña.

Periodista digital especializada en viajes

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: