The Trafalgar Tavern, la taberna de Charles Dickens

Volvemos a Londres, más concretamente al barrio de Greenwich, uno de los más tranquilos y que más cosas tiene que ver en la capital británica. Después de haber vistado el Cutty Shark, subir hasta el observatorio y haber comido en el Greenwich Market (lo típico), os aconsejo que finalicéis el día en una de sus tabernas con más encanto: el Trafalgar Tavern (esto ya no es tan típico, a pesar de que se pone hasta arriba de británicos). Este restaurante, situado justo a orillas del Támesis, no sólo es uno de los más agradables de la zona, ya que desde su terraza las vistas son estupendas y es posible quedarse en la calle; sino que, debido a su historia, este precioso lugar atrae durante todo el año a muchos ministros británicos y celebridades.


Su arquitectura victoriana ha sido remodelada en numerosas ocasiones, ya que desde su apertura, en 1837 y sobre el antiguo George Old Inn, el desgaste del mar y del viento se ha ido comiendo su pintura y maltratando su fachada. No obstante, sus propietarios han querido mantener su esencia y encanto como desde el primer día, por lo que en su interior todo está cuidado hasta el mínimo detalle, al parecer cada estancia conmemora una de las victoriosas batallas navales. Tanto es así que es posible que te encuentres con que su comedor, en la parte superior, esté cerrado al público.

A pesar de que en un primer momento el interés por subir hasta él, si no se tiene pensado cenar, puede ser nulo, si os fijáis desde sus exteriores estos pequeños cuartos están repletos de fotografías y cuadros que a simple vista llaman nuestra atención. Igual que las historias de fantasmas que se han contado sobre él en algunas publicaciones británicas que, nos las creamos o no, siempre pican la curiosidad. Es una pena que no sea posible visitarlas, ya que sólo las abren para ocasiones especiales o cenas de ministros.

Entre las celebridades que han sentado en esas mesas durante la cena estaba Charles Dickens, quien parecía ser bastante asiduo a la cocina de este local. De hecho, en su obra “Our mutual friend”, describe la escena del desayuno de boda como si se hubiera celebrado allí mismo. Asimismo, algunos diarios encontrados del autor contenían fechas con algunas de sus encuentros programados en el Trafalgar Tavern:

May 20 1843 – dinner at Trafalgar with John Black
May 12 1853 – dinner at Trafalgar with Felton, Mr and Mrs Stanfield, and Peter Cunningham

Otra de las razones por las que el Trafalgar Tavern ha adquirido tanta notoriedad tiene que ver con la Ministerial Whitebait Dinner (cena ministerial de boquerones). Al parecer, antiguamente los ministros se reunían en este restaurante porque el pescado, en este caso los boquerones, eran capturados directamente del Támesis y, una hora después, ya estaban servidos en el plato mientras lo acompañaban con un buen champán. Esto se popularizó tanto en aquella época que acabó convirtiéndose en una tradición anual. Hoy en día, dicen que ya no se pueden encontrar boquerones en el Támesis (no nos extraña, allí no puede haber vida), aunque en el Trafalgar Tavern lo siguen sirviendo.

Además de hacer alusión a la batalla de Trafalgar a través de su nombre y de la decoración de las distintas estancias, en la puerta del pub también nos encontramos con una escultura en honor al vicealmirante británico Horatio Nelson.

Dónde está el Trafalgar Tavern

El Trafalgar Tavern se encuentra a orillas del Támesis, más concretamente en el número 6 de Park Row, justo al lado del parque de Greenwich.


Ver mapa más grande

Fotografías realizadas por Rakel Vives, ¡Gracias! 😀

Periodista digital especializada en viajes

5 Comments

  1. Por que no me lo recomendaste cuando estuve en londres? Con lo que me gustaria ir tras los pasos de Dickens! Muy buen articulo.

  2. ¡Gracias! Lo descubrí después 🙁 Si volvéis tenéis que ir. No se cómo se cenará, pero la ubicación, ambiente y vistas son muy chulas. Greenwich mola mucho

    Un abrazo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: