Cómo colarse en las piscinas de los hoteles

Piscinas barcelona

Piscinas de los hoteles, Barcelona

– ¡Cómo vives!
– No, mira, es que me cuelo en las piscinas de los hoteles

En este post espero que no caiga por casualidad ningún responsable de marketing de ningún hotel. Y digo marketing porque estoy segura de que son los únicos que controlan el entorno online de las grandes cadenas (sin ofender a nadie).

Aquí nos centraremos en ellos, en los grandes hoteles con piscinas de Barcelona, por ejemplo, desde donde tenemos las mejores vistas de la ciudad, y además evitaremos las aglomeraciones de las playas. Porque como muchos habréis comprobado, las playas de Barcelona ni Copacabana.

Este año han salido varios reportajes de terrazas de moda en los áticos de los hoteles cuyos bares se han hecho muy populares y donde una cerveza te puede llegar a costar el doble sólo por su ubicación. La idea nos nos parece del todo mal pero, ¿qué pasa con las piscinas? Con este calor sahariano de los últimos días, ¿nos vamos a conformar sólo con mirarla?
He de admitir que, cuando comencé la ruta inacabada de “piscinas de los hoteles donde colarse”, no tenía muy claro si lo que estábamos haciendo estaba bien o mal, simplemente entrábamos. Esto lo averigüe tras intentarlo en uno de los hoteles de vía Laietana, donde el ascensor requería tarjeta de habitación y la señorita de recepción, muy amable ella, nos invitó a volver a las 8, una vez cerrada la piscina. ¿Cuál es la gracia entonces?

Aquí aprendimos la primera lección de jeta piscinas: mirar si el ascensor tiene para tarjetas o subir directamente por las escaleras. Con ello, he realizado una lista de puntos a tener en cuenta antes de abalanzarte al interior de cualquier hotel. Porque no, no basta con entrar. Detrás de cada chapuzón hay una logística muy cuidada.

Trucos para colarse en las piscinas de los hoteles

  • Ir en pareja, mucho mejor si es mixta. Una de las primeras lecciones aprendidas después de colarme con éxito en algunas piscinas de los hoteles con un amigo y fracasar en el intento (el de vía Laietana) con dos amigas. La explicación, vete tú a saber. Parece que una pareja da más confianza a recepción, ¿quién se va a imaginar que en realidad son dos muertos de hambre que comparten un piso sin aire acondicionado? Sobre grupos de amigos, ¡olvidaos! Escoge aquel que mejor te caiga de tu sexo opuesto ¡y a chapotear! (Déjale claro que no es una cita, luego no queremos complicaciones).
  • Escoger grandes cadenas hoteleras. Cuántas más habitaciones tenga y más grande sea el hotel, más posibilidades hay de que los de recepción no recuerden la cara de sus huéspedes. Sobre todo porque, en una ciudad como Barcelona, éstos no paran de entrar y salir. Y, con esto vamos al siguiente punto.
  • Intentad entrar cuando haya gente, así la atención del recepcionista no caerá sobre nosotros.
  • Atención a la recepción, cuánto más lejos esté del ascensor o de las escaleras mucho mejor. Pasa primero por delante y echa un vistazo con disimulo sin que te vean. ¿Es fácil colarse? Si la respuesta es sí, entra con seguridad, como si realmente estuvieras allí alojado. La seguridad es la clave del éxito, y no sólo para sumergirse en las piscinas de los hoteles, al parecer. Se ve que es como con los perros, sólo ladran a quienes les huelen el miedo. Pues aquí lo mismo.
  • Hablar entre vosotros. Da igual que con los nervios sólo digáis tonterías, lo importante es creer en uno mismo, bueno y que estáis allí alojados y tenéis una conversación animada. Hablar bajo, el recepcionista no debe enterarse de que somos retrasados.
  • Vestimenta: ¡muy importante! Cuánto más estrellas más tendremos que cuidarla. Lo esencial es que no se note mucho nuestra intención de ir a la piscina. ¿Venís de hacer turismo por Barcelona? Una gorra nos ayudará a camuflarnos entre el resto de los huéspedes (con unas sandalias cangrejeras ya lo petamos). Sobre todo, ¡evitaremos las toallas! O cuentas con la mítica del Decathlon que cabe en cualquier sitio, aunque no seque, o tranquilo, ¡allí arriba hay para todos!

piscina Silken Diagonal

¿Qué pasa si me paran y me preguntan a dónde voy?

Significaría que no hemos pasado el primer paso ¡oooohhhh! Te llevas el aplauso del público. Pero, espera, tampoco hay que marchar corriendo como si estuviéramos a punto de robar todo el mini bar. Dejar al recepcionista con la palabra en la boca está feo, lo mejor es decir las cosas con naturalidad “Mira, es que hemos visto vuestra terraza en las revistas de viajes y subíamos a tomar algo”. ”

¿La respuesta? Aunque hemos visto como en algunos casos hay gente que logró colarse con ella, lo más seguro es que sea un “tenéis que volver a partir de las X, ahora mismo es para los huéspedes”. ¿FRACASO? Tranquilo, aún quedan 100 hoteles más con piscina en la ciudad donde volver a intentarlo. ¡Nunca desistas!

Si no has tenido que enfrentarte a esta pregunta, ¡enhorabuena! ¡Ya estás dentro! Ahora sólo queda pulsar el piso del ático en el ascensor, o subir escaleras como un idiota. Una vez arriba, no hay que olvidarse de:

  • Consumir. Te apetezca o no, te has colado. Si te pillan arriba (poco probable), siempre tendrás la excusa de haber subido a tomarte algo y que el calor te llevó a acabar en la piscina, tú no sabías nada. Por otra parte, si miras a los guiris de tu alrededor, pues son los huéspedes habituales, verás a todos con un mojito, cerveza o gin-tonic en la mano. O pides algo o acabarás resultando sospechoso, aunque esto último también lo lograremos por no tener la piel al rojo vivo.

Y, por supuesto, un último punto, el más importante de todos, ¡disfrutad! Estás en un cinco estrellas, en una de las piscinas con vistas a toda Barcelona, una caña en la mano y, aunque esto ya es bastante improbable, igual hasta tienes al lado a un famoso, ¿qué más se le puede pedir a la vida? Bueno, el tener dinero para pagarlo. Sí, esto no estaría mal.

Periodista digital especializada en viajes

20 Comments

  1. Algunos hoteles proporcionan toallas de piscina para sus huéspedes, si conoces el color y las llevas parecidas es posible que te tomen por un huésped más! Feliz chapuzón!

  2. Fomentando la picaresca y la pillería. Eso vende. Mañana pública uno sobre robar wifi y nos vamos al portal de tu casa

  3. Muy educativo el post, sobre todo para los jóvenes sin recursos :). Este tipo de post son en realidad los más útiles para la vida diaria. ¿Por qué no hacerse una escapada barata de fin de semana a Barcelona disfrutando de lujos sin pagarlos? ¡Es lo que todos soñamos!

  4. jajajajaja Hola Marta, no te lo tomes a mal mujer. Si los hoteles abren sus terrazas para que los turistas puedan consumir en sus bares, ¿qué hay de malo en subir antes y disfrutar también de su piscina? Muchas veces éstas están semi vacías y las playas muy llenas. No creo que pueda ser considerado robar 😉

  5. Me encanta el post! Pero ¿Qué haces si al consumir en la piscina te preguntan por el número de habitación para ponerlo en la factura? Te inventas un número de habitación y que reclame cuando haga el check-out? A mi me pasó una vez en el hotel Emperador de Madrid que me querían cobrar consumición en la piscina, le pedí el ticket y como estaba sin firmar me lo quitaron de la factura.

  6. Gracias por los comentarios, chicos! jajaja Aza, no había reparado antes en tu pregunta. En nuestro caso no nos han preguntado nunca el número de habitación, sino que lo pagábamos en el momento. Supongo que aquí como a partir de las 8 las terrazas abren a gente externa estarán acostumbrados y te lo cargarán a la habitación si lo pides expresamente 🙂

    Un abrazo!

  7. jajajaja qué bueno!! no sé si algún día lo haré o no, pero desde luego que me he reído un rato 😀

  8. jajjaja buen curso acelerado para colarse! Me apuntaré los pasos para ponerlo en práctica

    Nos vemos en la piscina ;-P

  9. Jajajajaj es buenísimo!! Un post casi tan refrescante como colarse en una piscina ^^
    Y aunque se fracase en el intento de colarse… seguro que unas buenas risas están aseguradas! Me ha encantado 😀

  10. Muy buenos consejos.

    Otro que recomiendo es que en vez de entrar por recepción (es decir por la parte frontal del hotel), entrar por detrás, vamos, por la parte que suele dar a la playa. En las piscinas suele haber poca seguridad (cosa buena y mala) y el socorrista no está interesado en hacer de guardia. Yo me he colado por la parte detrás de muchos hoteles y nunca nada de nada. Si consumes algo, ya ahí sí que no te van a decir nada de nada.

    Sobre pagar, primero fíjate si hay una caja registradora. Si no hay, NO PIDAS porque significa que cobran a habitación si o si. Si te dicen el número de habitacion, diles que pagaste en metálico y que no qieres que se te cobre a la habitación. Ojalá nos encontremos algún día Laura y saquemos una foto de coladeros en la piscina jajaja

  11. Soy Argentino y fui de vacaciones a Río de Janeiro, me he colado en 3 hoteles 5 estrellas sin problemas. Disfruté de una vista panorámica hermosa de las praias de Copacabana

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: