Stavanger, la ciudad pintada de Nuart

Stavanger Øvre Holmegate

Stavanger cuenta con más de 50 obras de street art repartidas por toda la ciudad, necesitarás una app para verlas todas

Stavanger, NuArt

Stavanger ha pasado de ser la escala imprescindible para subir al Preikestolen, el púlpito con las mejores vistas del mundo, al: “Tienes que ir a su festival de Nuart, es increíble”. Esta puerta de entrada al Lysefjord, uno de los fiordos noruegos más conocidos del país, es hoy una galería de arte al aire libre donde no habrá días suficientes para ver todas sus obras. Sobre todo teniendo en cuenta que, al estar en la intemperie, muchas de ellas van variando según se van estropeando por la lluvia o el viento. No te enamores mucho de ellas. Cambian cada cierto tiempo.

El Street art de Stavanger

El lienzo en blanco lo encontramos en Nedstrandsgata, una calle compuesta por pequeñas casas de madera con un blanco de “mírame pero no me manches”. Y si lo manchas que sea de arte. Aquí es donde comenzó a desarrollarse el arte urbano que en el 2001 se extendió por toda la ciudad para formar parte de la primera edición de Nuart, el mayor festival de street art del mundo. Parte de sus laterales, callejuelas o solares, empezaron a llenarse de pinturas, graffitis o vinilos con obras muy cuidadas. De ahí le siguieron otros barrios, viejas fábricas algo alejadas e incluso el centro de Stavanger, donde hoy una ruta te lleva por todas sus ubicaciones. Para hacerla por tu cuenta puedes descarte su app gratuita, en la que están señalizados los edificios o muros donde se encuentran.

Stavanger NuArt Festival

Muchas de estas obras son de carácter político, denuncia social o son una crítica a la actualidad. Para su creación han participado miles de autores nacionales e internacionales, y está abierta a todo tipo de artistas. De hecho, la organización del festival está compuesta por voluntarios y autores que buscan otro concepto de contemplar sus obras. La idea original del Nuart era crear de Stavanger un espacio donde se diera rienda suelta a la imaginación. Una especie de manicomio del arte donde las obras sirvieran de inspiración. Y lo consiguieron.

En el centro de la ciudad, en Salvågergata 10, se encuentran sus precursores: el Reedproject Gallery, donde hay una galería permanente con algunas de las mejores obras de pop art expuestas y en la que puedes informarte sobre los talleres, charlas y eventos que habrá durante los días que se celebra el festival. Este 2016 comienza el 10 de septiembre y las diferentes exposiciones estarán abiertas hasta el 16 de octubre.

Las obras de arte nunca vienen solas y, como 50 pinturas debió de parecerles poco, la siguiente fue creada a lo grandote.

Øvre Holmegate, el Notting Hill hipster de Stavanger

Stavanger Øvre Holmegate

A raíz del arte urbano en forma de dibujos, cómics o viñetas surgieron otros proyectos con el fin de colorear la ciudad. Si hasta entonces el blanco era el sello de identidad de Stavanger, un peluquero de Øvre Holmegate, la calle más hipster de Noruega, decidió que él sería quien le diera la nota de color. 50 kr insättning casino En 2005, Tom Kjorsvik, que así es como se llama, le encargó al artista Craig Flannagan que todas las casas y locales de esta calle fueran pintadas de colores chillones para que cada una de ellas tuviese su propia personalidad. Y ¡Voilà!

No importa que el día esté nublado, llueva o haga un rayo de sol, en Øvre Holmegate siempre hay color (y vida, mucha vida). En total se redecoraron las fachadas de 20 viviendas y, según se puede ver en la web de Craig Flannagan, la inspiración le vino de Corrupción en Miami.

Stavanger Øvre Holmegate

Stavanger Øvre Holmegate

En ella también se encuentran algunas obras de pop art. Además, la peluquería de Kjorsvik sigue abierta, por lo que muchos curiosos también aprovechan para cotillear. Yo lo hubiera hecho, pero cuando pasé por delante aún no sabía que toda aquella locura de colores era obra de él. No obstante, su llamativa entrada no me pasó desapercibida.

stavanger, peluquería de Kjorsvik

Aunque nuestro viaje a Noruega no coincidió con el festival, ya que estuvimos en mayo, según nos comentaron durante su celebración también se organizan conciertos, performances y talleres impartidos por artistas. Un buen motivo para volver.

Periodista digital especializada en viajes

4 Comments

  1. Sin dudarlo, éste es un destino que está esperando al #arcoírisviajero ¡Nos encanta el street art! Lo amamos y en Noruega debe ser, wow, tal como lo enseñas… Gaaaaaanaaaassss 🙂

  2. Hola Laura !
    Gracias por toda la información…para mi próximo viaje a Noruega en agosto ya he tomado nota…me ha encantado!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: