Bergen, la colorida puerta a los fiordos noruegos

Bryggen, Bergen, Fiordos noruegos

Los fiordos noruegos tienen muchas puertas, aunque quizá ninguna con tanta vida como Bergen. Te contamos por qué es imprescindible que la visites durante tu viaje a Noruega, incluso aunque no haya viaje a Noruega.

Bergen, fiordos noruegos

Bergen es esa ciudad tan cuqui que todos hemos visto en fotos en algún que otro momento: casitas de madera de diferentes colores, un mercado de pescado, muchas gaviotas, el puerto más importante de Noruega y… Wait for it! Una gran vida universitaria. Esto último te ha gustado, lo sé. Debimos de sospecharlo con la oleada de estudiantes españoles que emigraban allí cada año, menos tú y yo.

Bergen cuenta con unos 15.000 universitarios de todas las nacionalidades y para todos los gustos. Se rumorea, incluso, que alguno de ellos aún no ha vuelto a su lugar de origen. No nos extraña. Y es que, Noruega es de esos países donde el amor a primera vista existe. Y no sólo por los noruegos, que también, sino por ciudades como Bergen y todos los titulares que nos ha regalado a lo largo de su historia. No va a ser todo fiesta.

Bergen, Fiordos noruegos

Curiosidades sobre Bergen, fiordos noruegos

Bergen fue la capital de Noruega

Hasta el siglo XIII, la ciudad medieval de Bergen fue la capital de Noruega. Era el núcleo económico del país y, hasta 1850, la urbe más grande. El hecho de que la capital se trasladase a Oslo tuvo que ver con que el rey de aquella época, Haakon V, fue el primero de la monarquía en irse a vivir allí y trastocó a todo el personal. Para algo era el rey.

Bergen sobrevivió a ocho incendios

Ni uno, ni dos; el casco antiguo de Bergen, Bryggen, ha tenido que reponerse a ocho incendios a lo largo de su historia, el último en 1955.

El más importante de todos tuvo lugar en 1702 y redujo el barrio a cenizas. No quedó absolutamente nada. Los locales quisieron conservar el encanto histórico del lugar, por ello durante su reconstrucción se mantuvo su arquitectura medieval. Actualmente se conservan 62 casas de la época.

Que las casas estén torcidas no fue a propósito, sino que la madera ha ido cediendo a lo largo de los años regalándonos una de las edificaciones con más encanto de Bergen (tú creerás que es el vino de la cena, pero no. El restaurante está más inclinado que el Titanic antes de hundirse. No necesitarás una canica para darte cuenta).

Tal ha sido su importancia histórica para Noruega que Bryggen es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979.

Bryggen, Bergen, Fiordos noruegos
Bryggen, Bergen, Fiordos noruegos

Bergen fue tomada por los alemanes

Menuda sorpresa. Aquí nos remontamos a 1360, cuando la Liga Hanseática (una federación de comerciantes alemanes que controlaban el Mar del Norte y los puertos bálticos) se instaló en Bryggen. De hecho, todas estas casas a las que no podrás parar de hacerles fotos de lo bonitas que son, en realidad son las que ellos utilizaron para montar su imperio de bacalao seco que duró aproximadamente unos 400 años.

En el museo de Bryggen, situado en uno de los laterales del barrio, podrás conocer cómo era la vida de estos comerciantes alemanes. Se organizaban y vivían en caseríos, donde compartían cocina y hacían todas las labores de limpieza del bacalao. De 20-25 caseríos, actualmente quedan 5. Todos eran de hombres, como no.

Bergen fue el principal exportador de pescado

Durante la época hanseática, Bergen fue el principal exportador de bacalao seco y salmón de Noruega. Actualmente, no obstante, su puerto ha ido perdiendo peso para los pescadores que ya casi no entran en él y la mayoría de éste proviene del norte. Su lugar lo han tomado algunos barcos mercantes de petróleo, los yates de los locales (como quien tiene un Corsa) y los cruceros que ofrecen viajes por los fiordos noruegos.

Puerto Bergen, Fiordos noruegos

El rekerfest llena de camarones las oficinas

Justo delante del puerto se encuentra el mercado donde, el segundo sábado de cada mes, vienen granjeros y campesinos a vender su mercancía. El mercado de pescado de Bergen, no obstante, está abierto todo el año. En él se pueden encontrar gran variedad de pescado y marisco fresco (además de muchos españoles, argentinos o uruguayos trabajando en él). Los precios son muy similares a los que te puedes encontrar en el supermercado.

Lo más común es el salmón ahumado, o el bacalao skrei. También entre los locales son muy populares los pastelitos de pescado, las bolas de bacalao, o las tostadas de camarones, pimientos y mayonesa. De hecho, en muchas empresas, para integrar a los nuevos y socializar entre ellos se organizan rekerfest, un festín donde los empleados pelan ellos mismos los camarones para luego comérselos.

Y, aunque en los restaurantes hay carne de ballena, lo cierto es que nos han comentado que, aunque ellos la comen de forma habitual, no suelen cocinarla en sus casas. Se consume más en el norte de Noruega.

Bergen, Fiordos noruegos

Nordnes: el blanco impoluto de Bergen

Es tan blanco que hasta da cosa tocarlo. Y es que, si Bryggen estaba tomado por los alemanes, a los locales les quedaba Nordnes, el barrio de madera de Bergen teñido de blanco donde vivían las familias. Al estar al otro lado del puerto, éste también fue víctima de algún que otro incendio. Por ejemplo, cuando durante la Segunda Guerra Mundial un buque holandés con 120 toneladas de explosivos estalló justo al lado.

Otros barrios con mucho encanto donde perderte (bueno, perderte es un decir) son Vagsbunnen o Nostet, entre otros. En realidad da igual la dirección a la que vayas, todo es muy cuqui y fotogénico.

El arte de Munch también está en Bergen

En el museo KODE de Bergen se encuentra la segunda colección más grande Munch después de Oslo. Vale, El grito está en la capital, pero aquí podemos encontrar dibujos y grabados igual de siniestros que ¡molan demasiado! Además, también están algunas de sus obras más conocidas como Mujer en tres etapas, que en 1895 provocaron un inmenso rechazo y logró enamorar al poeta y dramaturgo Ibsen; o Por la mañana, entre otros muchos cuadros. Esta colección pertenece a Rasmus Meyer y se encuentra en el Kode 3.

En el segundo pabellón, sin embargo, lo que nos encontramos es familiar: algunas de las obras de Pablo Picasso.

Munch, Bergen
Munch, Bergen

Bergen es la ciudad de las siete montañas

Fue llamada así por un historiador y ensayista danés, Ludvig Holberg, que dicen que se inspiró en las siete colinas de Roma. Pero, vamos, no se comió mucho la cabeza, pues Bergen está rodeada de siete montañas.

Las más famosas son Fløyen y Ulriken, a las que se puede acceder en funicular y en teleférico respectivamente. Una vez al año, el último domingo de mayo más concretamente, los locales se hacen las siete caminando. El día que nosotros estuvimos allí coincidió y, según nos contó la guía, a las 6.am, en la primera de ellas ya había más de 100 personas. Una locura.

Bergen es Ciudad de la cultura

Bergen, Fiordos noruegos

En el año 2000 Bergen fue declarada Ciudad de la cultura. De aquí han salido artistas, así que podamos conocer todos, como Kings of Convenience, Sondre Lerche o Kurt Nilsen (las canciones seguro que os sonarán. ¿Dónde vivís sino?). También Sissel Kyrkjebo, Edvard Grieg, Ole Bull o Röyksopp, entre otros. Además, el primer teatro de Noruega está en Bergen, fue fundado en 1850. Actualmente la ciudad cuenta con más de 60 festivales de música y teatro. En nuestro viaje coincidimos con el Bergen International Festival (Festspillene).

Y por si te ha sabido a poco, Bergen es la puerta a los fiordos noruegos, tal y como su título indica. Debido a su situación, entre los dos fiordos más grandes: Sognefjord y Hardangerfjord (fjord es fiordo en noruego), es el punto de partida de muchas excursiones que nos llevan hasta el más famoso de todos: el Nærøyfjord. También es el destino más cercano y de fácil acceso para subir al Flåmsbana, el clásico tren que nos lleva hasta uno de los lugares más maravillosos del mundo (los fiordos noruegos, por si te habías despistado) y del que todos nos hemos enamorado en las fotografías (próximamente) .

Yo si fuera yo, correría a volver a matricularme a la universidad sólo por un Erasmus en Bergen, casarme con un noruego y trasladarme a una de sus casitas de madera. La mía sería blanca, para llenarla de historias nuevas. La ventaja es que no tienen facultad de periodismo, así que auguro un futuro mucho más prometedor (y unos niños muy rubios y guapos, como su padre XD).

Este viaje fue posible gracias a la colaboración con Visit Bergen o Visit Norway. EN sus páginas web oficiales encontraréis más información.

Periodista digital especializada en viajes

8 Comments

  1. A mi Bergen me encanta. Yo estuve allí visitando a una amiga que estaba de Erasmus y tengo que decir que sí, que hay mucho ambiente. El problema es que es todo carisimo. Al final bebiamos en su residencia y luego saliamos al Garage. Había alguno más en el que no pagabas entrada. Tengo muy buen recuerdo

    Un saludo,

    Carla

  2. Hola! Muy bueno el post, y bastante acertado en algunas cosas. Solo un par de cosas. Fisketorget, el mercado de pescado, es carisisisimo con respecto a los supermercados! No veras a ningun bergenser comprar alli el pescado. En la misma calle, pero 100 metros mas adelante, hay una pescaderia (un milagro en este pais!) donde los precios son mucho mejores y el pescado es muy bueno. De hecho, lo que te dicen los noruegos es que ni se te ocurra comprar en Fisketorget, porque es un timo, jajaja… Y el tour de las 4 o 7 montanhas (4/7 fjellsturen) es una locura, como bien has dicho. Nosotros el anho pasado no lo sabiamos, y subimos a una de ellas que teniamos cerca de casa (Løvstakken), cuando nos encontramos a una riada de gente corriendo por el monte abajo que casi nos plancha! Jajaja… estan locos estos noruegos!
    Para la proxima visita te recomiendo Sandviken y Skuteviken. Estan pegados y son dos barrios preciosos, muy parecidos a Nordnes, pero con mas encanto marinero.
    Alle er velkommen!
    Saludos desde Bergen

  3. Muchas gracias Carla e Irma por vuestros consejos. No sabía que Fisketorget era mucho más caro, la guía nos comentó que a penas había diferencia. En el súper sí que compré y viendo los precios por eso pensé que tampoco se diferenciarían mucho. Me imagino que la ruta de las 7 montañas es para campeones, eso sí, viendo las vistas y lo bonitas que son Floyen y Ulriken, tiene que ser una pasada el trayecto.

    Gracias Ari! Pues no me importaría acabar con un noruego jajaja

    Un besin para todas. Gracias por comentar 🙂

  4. El mercado muy simpatico,pero en el restaurant lacomida prepada sin el menor cariño,pescado sin gusto,hervido,sin nada de gracia.Como diciendo turista coma rapido pague y vayase.El personal parece cansado de atender,son españoles argentinos y uruguayos.No lo recomiendo.Cruzando la bahia enfrente,si te atienden y comes muy bien.

  5. Hola Enrique,

    Gracias por tu comentario. Nosotros cenamos en Bryggen, en los restaurantes ubicados en las antiguas casas hansiáticas y la verdad es que comimos súper bien. El salmón estaba buenísimo. No se si te refieres a esa zona pero, muy recomendable 🙂

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: